Tom Holland salvó a Spider-Man ¿borracho?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Cuando una noche de copas te permite rescatar a todo un universo cinematográfico

Spider-Man estuvo a punto de no volver al universo fílmico de Marvel. Disney y Sony tuvieron una disputa que concluyó el acuerdo con el que el arácnido compartió pantalla con los Avengers . Sin embargo, para beneplácito de los fans, esta relación se rescató. Aparentemente gracias a Tom Holland . ¿En qué estado se encontraba el actor cuando lo logró? Nunca lo supimos, hasta ahora.

Durante una entrevista en el programa de Jimmy Kimmel el actor señaló que se enteró de este rompimiento justo cuando estaba en la D23, convención dedicada a las novedades a mediano y largo plazo de todo Disney. De acuerdo con él el asunto lo dejó emocionalmente devastado. Aún así logró que el mandamás de la casa del ratón, Bob Iger, buscara comunicarse con él puesto que el intérprete de Peter Parker quería darle las gracias. Sólo que, cuando esto sucedió, Holland no estaba en el estado más conveniente.

"Dos o tres días después estaba con mi familia en un bar. Tenía encima como tres pintas de cerveza ¿sabes? Me llegó una llamada de un número desconocido. De inmediato pensé en Bob Iger, pero estaba borracho", aseguró el actor. "Mi papá me dijo que tomara la llamada y que todo saldría bien. Le dije básicamente que agradecía la oportunidad y, de pronto, tenía llamadas de ida y vuelta con Tom Rothman, quien fue clave en el proceso".

Sí, trascendió que a oídos de Iger el actor lloró durante la llamada. Aunque, claro, para Holland sólo fueron algunos sollozos. Esto debido a que pensaba que había muchas cosas geniales para hacer con Spidey en el MCU. Sin embargo, para su fortuna este futuro pudo ser rescatado.

Imagina que un día estás realmente borracho y te llega una llamada del dueño de la empresa donde trabajas para discutir tu futuro laboral. No es una situación de la que muchos saldríamos bien librados. Para mérito de Holland no sólo conservó su chamba. También mantuvo al Hombre Araña en el universo fílmico más lucrativo de los últimos años.