Endgame

Marvel Studios

¡Ya vimos Avengers: Endgame y sí, es un final emocional!

facebook

twitter

whatsapp

Email

Más de 10 años de películas cierran de manera perfecta en una cinta

Cierra el telón. Los personajes principales han tenido un cierre no sólo digno, sino notable. Cada uno de ellos ha tenido tiempo para brillar y demostrar, luego de 10 años, por qué son parte de la historia de la cultura popular, el cine y los cómics. Esto es Avengers: Endgame en resumen. La razón de ser para más de 20 películas en la última década.

¿Tienes miedo de que los tráilers te hayan spoileado la trama? Ve al cine sin miedo. Lo que hemos visto hasta ahora han sido muestras de qué esperar en pantalla, pero no de la historia que nos aguarda. Después de las primeras escenas te das cuenta de que, en efecto, los hermanos Russo y el equipo de producción supieron construir avances que guardarán las principales sorpresas en torno al filme. Lo cual es uno de sus puntos más fuertes (aunque los spoilers van a inundar la red en los próximos días, seguro).

¿Por qué empezamos con esto? Para darte la confianza de que estamos hablando, de entrada, de una excelente cinta de superhéroes. Cierto, no tiene la exquisitez del Batman que construyó Christopher Nolan o la delicadeza narrativa del Birdman de Alejandro González Iñarritu. Pero luego de ser acusadas de genocidio cultural, Endgame es sobre todo una muestra de cómo las cintas inspiradas en cómics han construido su propia cultura.

Y, sobre todo, empezamos así por una razón aún más importante: para desahogar las emociones que deja la película, retratarlas y evitar la necesidad de dar spoilers en lo que viene del texto. Así que no te preocupes. No los encontrarás, o eso esperamos.

Thanos ha eliminado a la mitad de la población en el universo. Lo cual ha dejado diezmados no sólo a los Avengers, también a toda la realidad que conocemos. El mundo intenta seguir adelante, pero es imposible para la mayoría. Debe haber una manera en la cual el mundo pueda volver a llenarse de vida.

Hay quienes siguieron adelante, aunque tienen parte de la respuesta. Pero no desean que regresar a los caídos les arrebate esa vida que se han forjado. Más que un enfrentamiento con el Titán Loco (y esto no es spoiler, sino una premisa obvia marcada hasta por los avances), se trata de cómo reconstruir lo perdido sin sacrificar lo que ha podido florecer en este nuevo mundo. Lo mejor de todo es que este eje narrativo, si bien no se desarrolla de forma perfecta, sí lo hace cumpliendo a cabalidad sus principales propósitos: sorprender a la audiencia y llevarla al éxtasis.

Avengers: Infinity War fue una oda a los diversos mundos que el universo fílmico de Marvel creó en una década. Bueno, pues Endgame es un homenaje a los diversos relatos que dicho espectro ha logrado fabricar en los últimos años. A través de diversas ventanas, volvemos a mirar situaciones que se quedaron en la memoria de los fans. Con cierta delicadeza pero, sobre todo, aprovechando el potencial para crear más fan service. Algunas de estas escenas parecieran excesivas, pero en su mayoría están encajadas de forma notable. De esas veces en que, en la sala, es imposible no gritar o aplaudir. Más si has seguido este universo por años.

No olvides que esta es una película de los Vengadores, por más que cierre todo un ciclo para franquicias muy diversas. En este sentido, el argumento le permite con toda justicia a los Avengers originales tener cada uno su momento de gloria. Algunos te harán reír, otros emocionarte, otros llorar. Pero ninguno de estos héroes se queda realmente atrás. Cierto, el foco está más sobre Iron Man y el Capitán América (lo cual no es spoiler, sino una obviedad aquí y en el mundo del cómic). Pero eso no le resta mérito a sus compañeros.

El filme tiene de todo. De las risas a la acción, de la acción al drama. Saltas de una emoción a otra en corto tiempo y de una forma que se siente muy natural en la trama. Espera lo inesperado y ve listo para todo. Sin embargo, hay personajes que se sienten metidos con calzador en el argumento. No puedes simpatizar lo suficiente con ellos porque se sienten ajenos. Pero logran, pese a ello, que su presencia se acomode a la lógica del filme.

Las diversas ventanas a la historia del MCU no sólo están bien realizadas. También permiten a más de un personaje reintegrarse de forma delicada, mientras todas las piezas encajan casi a la perfección. Quedan algunos cabos sueltos, además de que hay momentos en que la trama es incongruente consigo misma debido a la necesidad de hacer avanzar el conflicto. Además están las tradicionales circunstancias en que lo héroes, casualmente, tienen la mesa servida para resolver ciertas situaciones.

Todos estos fallos, sin embargo, quedan casi tapados por una producción visual y de sonido alucinantes. Momentos épicos y emocionales son acompañados por la ya excelsa construcción de mundos que este universo entrega película a película. Los combates, si bien algunos sobran, lucen más que bien en pantalla y nos muestran que, en efecto, es el momento definitivo para todo un universo. Es justamente por este deleite a los sentidos que una cinta de tres horas en realidad se pasa volando.

¿Eres fan del MCU? Vas a encontrar más secretos de este universo. ¿Apenas lo estás descubriendo? Vas a estar al tanto de todo lo que han sido 10 años de acción sin mucho problema. Pero, sobre todo, vas a encontrar un final que nos muestra a la cinta como lo que es: la razón de ser para todo un fenómeno cultural y social. Parte del viaje es el final. Y cuando ese final hace justicia a los viajeros, a todos, ha valido la pena.