Spyro: Reignited Trilogy rescata un héroe clásico del olvido

Una lección de historia en los videojuegos

logo

¿Dónde están Spyro y Crash? Preguntaron durante años los fans de dos franquicias que ayudaron a hacer del PlayStation un hito de los 90. Parecían condenados al olvido, pero había una razón: son productos que poco a poco eran más lejanos de la actual generación de jugadores. Aunque, a veces, es necesaria una lección de historia,

Recientemente lanzado, Spyro: Reignited Trilogy es ese aprendizaje que viene bien para actuales jugadores. De igual manera es un golpe de nostalgia para quienes crecieron con el pequeño dragón y sus aventuras. Toys for Bob, quienes construyeron a su alrededor una franquicia aparte como Skylanders, fueron los indicados para darle nueva visa a tres historias que rondan los 20 años de edad.

Publicidad

No arregles lo que no está roto, cuenta el dicho. Los responsables del proyecto respetaron la esencia de Spyro the Dragon, Ripto's Rage y Year of the Dragon. Juegos que circulan en torno a un hub que conecta con los diversos niveles, cada uno con un diseño único que permite el desafío, la búsqueda de coleccionables y el combate con enemigos utilizando recursos como las flamas o las embestidas del dragón.

Estamos hablando de juegos con dos décadas de historia. No esperes escenarios amplios. Más bien estamos ante niveles compactos pero bien construidos para dotar al juego de una experiencia de juego lo suficientemente retadora para un juego infantil... aunque si estás oxidado en cuanto a plataformeros se refiere puede que batalles un poco.

Publicidad

Juegos notables para su época fueron vestidos con un rediseño de personajes y un trabajo de modelado a detalle, que nos cuenta la historia con una calidad al nivel de las películas animadas de nuestro tiempo. Sumemos un muy buen trabajo de doblaje por parte de intérpretes como Luis Daniel Ramírez, quien interpreta a Spyro en compañía de estelares como Rubén Moya. Carlos Segundo e Isabel Martiñón.

Sí, tiene las limitaciones de aquello que ha envejecido. Pero eran juegos muy divertidos para su tiempo y lo siguen siendo. Si quieres conocer cómo se jugaba hace 20 años es una gran opción. También es una notable fuente de nostalgia. Como hemos dicho, es una de esas lecciones de historia que el gaming necesita.