Crash Team Racing: Nitro-Fueled

Activision

¡Ya vivimos la experiencia intensa de Crash Team Racing: Nitro-Fueled!

facebook

twitter

whatsapp

Email

El regreso de un juego demencial de carreras está a la altura

Durante años Crash Bandicoot estuvo fuera de circulación. Raro, pues se trata de un personaje que se volvió icónico del primer PlayStation . Además, varios de sus juegos spin off eran simplemente de culto. Uno de ellos era Crash Team Racing, título de carreras que, para muchos, estaba a la altura de lo mejor que daba la franquicia Mario Kart. Pues, bueno, después de tanta insistencia dicho título regresa con Nitro-Fueled.

No, no es una mera remasterización de un juego clásico, como hemos visto muchas en los últimos años. Tanto Activision como el estudio Beenox han procurado darle un toque de novedad a este proyecto, expandiendo las posibilidades de personalización en los autos y los personajes. Si esto no te basta, hay retoques en las pistas. La intención es simple: que para los jugadores de hoy esta experiencia siga siendo desafiante.

El juego tiene un modo de aventura en el que debes salvar el mundo de un tirano obsesionado con las carreras. Estas misiones puedes llevarlas tal y como fue en su momento, o utilizando las novedades presentes con las que puedes cambiar de personaje y personalizar tu auto conforme avanzas. La dinámica es la misma: recorrer pistas y niveles de manera que obtengas trofeos, llaves y medallas con las cuales acceder a nuevos desafíos.

Eso sí, no esperes que por ser un juego de arts con personajes mascota te encontrarás con una experiencia sencilla. Las pistas son retadoras, tanto como en su formato original. Obstáculos que te castigan por errores no calculados, giros que te obligan a aprovechar a fondo elementos como el derrape o el turbo. Incluso una inteligencia artificial más competitiva. El juego no se trata de acelerar y mantenerte en el camino, sino de competir.

Destaca el apartado visual. Mucho. Los niveles en su momento ya marcaban su territorio aprovechando el concepto demencial del mundo de Crash Bandicoot. Ahora, en su versión para la actual generación, no sólo nos encontramos con pistas llenas de detalle. También con elementos y colores muy vivos que, en más de una ocasión, querrás detenerte a mirar aunque estés a toda velocidad.

A eso hay que sumar, por supuesto, el buen trabajo de doblaje y localización para América Latina. También un apartado sonoro y musical acorde con lo demencial del título. Es un reto que, más allá de la dificultad, te empuja a jugar una y otra vez para abrir personajes y elementos de personalización. Estarás durante un buen rato con razones para jugar.

Es verdad, detalles como los modos Online no son tan profundos y, en este periodo de lanzamiento, tiene fallas. Pero Beenox ha entregado un juego a la altura de un personaje querido. El regreso del retador más digno que ha tenido Mario Kart llena las expectativas y en diversos apartados las supera. Nosotros creemos que no te lo vas a perder.