Así se vive la creación de videojuegos en México

No es un camino fácil, pero hay quienes están dispuestos a hacerlo

logo

Cada vez abundan más los videojuegos independientes. Pero eso no deja de ser un riesgo. Hacer juegos de video, para consola, PC o celular, sigue siendo un trabajo complicado. Que requiere un largo camino desde la concepción de idea hasta su realización. Cuando todo está terminador, todavía resta el que la gente lo juegue. Además que le guste.

México no es ajeno a la creación de videojuegos. Hay emprendedores en este país dispuestos a dejar el alma para cumplir el sueño de realizar un título. Sin embargo, este esfuerzo es a veces más titánico de lo que pensamos. En Games Celebration hablamos con tres creadores nacionales acerca de lo que representa esta labor y cómo se sienten con ella.

Lunch a Palooza
Seashell Studio

¡Guerra de comida!

Publicidad

Seashell es un estudio mexicano que ha ganado reconocimiento con Lunch a Palooza. Se trata de un título, disponible en plataformas como Steam, en el cual simpáticos personajes comestibles se enfrentan en divertidas batallas. Miriam Karina Melgoza, artista digital en esta desarrolladora, nos contó más a detalle de lo que hay detrás.

"En 2017 hicimos un corto animado que se llama Moravilla. Fue ganador del Eco Film Fest, además de que ha sido festivaleado en varios países. Se trata de alimentación sustentable", nos comentó la artista. "Seguimos con el mismo tema de la comida y decidimos hacer un juego comercial".

Publicidad

Para Karina lanzarse a hacer un videojuego en México es un tema complicado. Sin embargo considera que está empezando a crecer y a tomar tanto fuerza como mejores metodologías. Además, considera que la recepción de este trabajo ha tenido una recepción positiva. Por otro lado, este trabajo le ha permitido al estudio acudir a festivales para desarrolladores de videojuegos en lugares tan distantes como California o China.

"No se limiten a ser desarrolladores. En la industria mexicana nos hace falta muchos roles a llenar. Nos hace falta gente especializada en licencias, por ejemplo", comentó la co fundadora del estudio. "Es mucha chamba. Si es muy distinto de ser jugador, se necesita disciplina. Pero piensen que dentro de sus mismas carreras pueden hacer algo".

Gatitos, perritos y otras creaturas

HyperBeard es un estudio mexicano que se ha ganado un nombre. Esto principalmente a juegos como Kleptocats, del cual ha surgido un crossover con personajes de Cartoon Network así como otros derivados como Kleptocorns. Todo ello, por supuesto, tiene un origen.

Kleptocats Cartoon Network

72126178_2420079088314835_6301231714932883456_n.png

Kleptocats Cartoon Network

HyperBeard
1 / 7

"El camino no ha sido fácil. Es a base de esfuerzo. Si una idea no funciona, probar otra. Adaptarte al mercado móvil", contó Juan Carlos García, social media manager del estudio. "Creo que esa ha sido la base del éxito del estudio, sabe atender al mercado. Sabe lo que le gusta a los jugadores y sobre todo mezcla una mecánica divertida con personajes increíbles".

Todo comienza con una lluvia de ideas. Se refuerzan los conceptos o las mecánicas. Pero eso no garantiza que el juego salga a la venta. Al menos así lo detalla García en entrevista. Es un largo camino que llega a un early access en el que se recoge la opinión de los jugadores para hacer ajustes previo al lanzamiento. Con esta forma de trabajar han logrado obtener una recepción positiva.

Publicidad

"La gente ya tiene muy identificados a nuestros personajes, sobre todo a los Kleptocats y a los Kleptodogs. Los ama, hacen mucho fan art, incluso en este momento hay muchos peluches", nos platica el social media manager. "Hay hasta figuras de la marca Funko que le dan valor al concepto".

Todo empezó con un pato ¿mamado?

Bromio, un estudio mexicano, tiene en sus manos un juego reconocido a nivel internacional. Se trata de Pato Box. Se trata, pues, de un pato boxeador. Todo con un sencillo estilo visual en blanco y negro que hace juego con la peculiar temática del juego.

"El inicio, inicio fue que un amigo, quien diseñó el pato, estaba trabajando en unos libros que le pidieron. En los textos le dijeron que debía diseñar unos 'pato guantes'. Dibujó un patito con guantes, empezó a hacer un cómic", nos señaló el director del juego, Antonio Gutiérrez. "Fue al estudio, vimos el personaje y le dijimos que debíamos hacer un juego de eso".

Publicidad

Para lograr que un juego como éste llegara lejos el estudio puso énfasis en su comunicación con medios externos. Esto debido a que los principales eventos de desarrollo para videojuegos están en el extranjero, mientras que dichas oportunidades para mostrarse escasean en México. Además, en opinión de Gutiérrez la prensa local está enfocada en juegos ya más grande. Por ello fue una necesidad estar presentes en espacios fuera del país.

"La reacción ha sido muy buena porque los visuales son muy llamativos. Este estilo gráfico blanco y negro como novela gráfica. El personaje que es medio ridículo, porque es un pato mamado, llama mucho la atención. El buen recibimiento internacional nos ha puesto muy contentos", concluyó el director del título.

Pato Box
Bromio

Sí, es posible hacer videojuegos en México. También se puede lograr un éxito local e internacional. Pero el trabajo es duro, la disciplina obligada y las oportunidades no abundan. Por ello es todo un logro que estas propuestas lleguen tan lejos. ¿Cuál de ellas has disfrutado? Cuéntanos en las redes de El 5.