ESRB

Alexbot

La ley ya pide regular los videojuegos ¿pero qué se hace?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Un especialista nos cuenta de una ley particular que pide la regulación del gaming

Este viernes 11 de enero, en el Colegio Cervantes de Torreón, Coahuila, un muchacho de 12 años abrió fuego contra su maestra y compañeros de clase para después quitarse la vida. A lo largo de los días se han revelado diversas situaciones, principalmente relacionadas con el entorno familiar de joven, que podrían haber motivado este ataque. Sin embargo, las autoridades ligaron esta situación de manera temprana con los videojuegos .

La Fiscalía de Coahuila y el mismo gobernador del estado, Miguel Riquelme, señalaron a los juegos de video como un factor importante. Una de las primeras declaraciones que se dieron vincularon al juego Natural Selection ( cuya popularidad real ha sido discutida ) como una inspiración para el ataque debido a una frase en la playera del menor. La cual, con el paso de las horas, medios y especialistas ligaron más bien con una imitación a los atentados de 1999 en la preparatoria Columbine de Colorado. Esto debido a que uno de los perpetradores, Eric Harris, portaba una muy similar durante los hechos en la Unión Americana.

Gerardo Márquez, fiscal del estado, aseguró posteriormente que el menor habría entrenado los disparos a través de los videojuego s. Sin embargo, versiones posteriores señalaron que las armas de fuego no sólo eran de su abuelo. Sino que además su familiar se las dio con pleno conocimiento de los planes del joven .

De acuerdo con reportes, la Secretaría de Gobernación señaló ante los acontecimientos que comenzaría a revisar la clasificación de los videojuegos en México . Esto a través del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), el cual vigilará el material violento que llega a los menores a través de diversos medios.

“El SIPINNA revisará dos temas: el de salud y acompañamiento socioemocional, así como control en el acceso a armas de menores de edad”, se aseguró a través de Forbes.

Sin embargo, existe desde hace tiempo una legislación en torno a la regulación de los videojuegos. La cual, aparentemente, no se ha puesto en acción. E incluye, justamente, a la Secretaría de Gobernación.

Una ley que es ¿letra muerta?

La Ley Federal de Telecomunicaciones exige, desde hace seis años, una clasificación para los videojuegos. Incluso dio un plazo de seis meses a partir de que entraran en vigor las modificaciones actuales para la creación de un reglamento al respecto.

El Artículo Quinto Transitorio de dicha legislación, modificada desde 2014, señala lo siguiente:

"QUINTO. El Ejecutivo Federal deberá emitir, dentro de los ciento ochenta días naturales siguientes a la expedición del presente Decreto, las disposiciones reglamentarias y lineamientos en materia de contenidos establecidos en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que se expide por virtud del presente Decreto. Los concesionarios de radiodifusión y de televisión o audio restringidos no podrán promocionar videojuegos que no hayan sido clasificados de acuerdo a la normatividad aplicable, misma que deberá expedir el Ejecutivo Federal dentro del plazo referido en el párrafo anterior".

Hasta hoy dicha reglamentación no existe. Fans y especialistas han promovido a lo largo de los últimos años la clasificación ESRB. Se trata de una emitida por la Electronic Software Rating Board, un organismo mediante el cual la misma industria del videojuego en Estados Unidos ha decidido tomar medidas para regularse a sí misma. Sin embargo, dicho mecanismo no es vinculante con las leyes mexicanas y sirve únicamente de referencia.

Ante todo lo anterior, nos preguntamos una cosa. ¿Qué se hace con esta legislación? ¿Cómo trabajan los publishers de videojuegos con este reglamento solicitado (que no existe)? ¿Cómo se ha trabajado?

Nos comunicamos con representantes en México de diversas compañías dedicadas a la publicación de videojuegos. Hasta el momento no hemos tenido respuesta ante nuestra consulta. Sólo Eureka, la representación de Warner y Supercell (compañía detrás de juegos como Clash Royale), nos contestó indicando que no son los encargados de promocionar a sus marcas en radio y televisión.

¿Entonces qué sucede? ¿Qué se puede hacer?

Ante la respuesta de las compañías, nos comunicamos con David Santiváñez. Se trata del CEO y fundador de GameMetron, compañía dedicada a la asesoría jurídica a diversas compañías de gaming y deportes electrónicos. Él estuvo involucrado en diversas mesas de trabajo relacionadas con esta legislación, algunas de las cuales se desarrollaron en 2017.

Lo cuestionamos acerca de su opinión acerca de los que representa la intervención de la Secretaría de Gobernación en la revisión de las clasificaciones, así lo que representa esta ley para diversas compañías de gaming. En lo segundo, el especialista fue muy enfático.

"Hace muchísimos años que no veo a un sólo publisher o desarrolladora promocionar sus videojuegos en televisión y radio", afirmó Santiváñez. "No he vuelto a ver un sólo contenido de ese tipo. En ningún momento salen y promocionan un videojuego. Mira a Riot Games , mira a Garena , Blizzard o Nintendo . No veo a nadie en la televisión desde hace muchos años. Desde el 2000 para adelante han utilizado sus propios medios y ya con la cultura máxima de internet. Todo está ahí".

"Esto se ve en internet a nivel internacional. Si la preocupación del gobierno es que esto no se vea en televisión, entonces no están entendiendo cómo funciona la industria", sumó el especialista. "Nadie puede regular internet. Internet funciona a través de una gobernanza. Podrían intentar hacerlo; pero no tendría éxito porque existiría la protesta de las personas a raíz de sus derechos de libertad de expresión, acceso a la información, entre otros, que ya son considerados derechos humanos, y ahí ya tendrías que hablar de cuestiones más complejas como la neutralidad en la red".

¿A dónde va este tipo de legislación?

Santiváñez señala que, si bien los debates en torno a este tipo de reglamentaciones vienen desde hace 7 u 8 años, es desde 2017 cuando se tiene más confianza. El principal problema, para él, sí existe una intención de regular pero no se tiene una línea clara de cómo se va a manejar dicha regulación.

El experto legal indica que, por ejemplo, el cine es una industria regulada y con una clasificación. Sin embargo, el número de películas que llegan al año al país es mucho menor al de videojuegos al año, los cuales se cuentan con miles. Por ello establece una pregunta clave: ¿cómo regulas eso y a esa velocidad? Esto pese a que existe una buena intención.

"Me preocupa que a nivel legislativo no se sepa dirigir esa buena intención. Que busquemos sobrerregular algo", comentó el asesor legal. "Desde el momento en que cualquier gobierno se introduce en la regulación de videojuegos es porque no comprende cómo son clasificados normalmente. Los videojuegos son clasificados por la misma industria. Por particulares. Por ello no tienen una vinculación legislativa para su comercialización".

Santiváñez teme que una sobrerregulación de los videojuegos lleve a dos situaciones. Una de ellas es limitar las posibilidades de que el mercado del gaming en México crezca y sea uno de los 10 principales entre 2021 y 2025 (actualmente es el número 12). Otra es crear un mercado negro o alternativo ante las dificultades o retrasos para obtener videojuegos.

"Es interesante que la Secretaría de Gobernación diga que se deben regular los videojuegos cuando no ha respondido dos preguntas básica. Uno es cómo van a regularlos, cuál va a ser su plan de trabajo. Luego es quiénes van a regularlo. Porque si me dices que quienes los van a regular son un equipo de personas que no están involucradas con la industria, por más ley perfecta que busques crear no va a tener efecto", afirmó el especialista.

¿Qué hacer con esta ley?

El experto indicó que, en el derecho, existen recursos como la modificación o la derogación. Admitió que no podría atreverse a dar una respuesta inmediata respecto a lo que puede pasar. Sin embargo, comentó que esta parte no choca de manera directa con la ley en la que se incluye.

"Lo que creo yo es que lo que vayan a generar con el sistema de clasificación de videojuegos puede funcionar como una modificatoria o un agregado. El punto, en el que creo que se falla, es que el derecho de videojuegos es visto como derecho de propiedad intelectual, de telecomunicaciones o derecho informático cuando es una rama independiente", afirmó Santiváñez. "Creo que pueden seguirlos mencionando en la Ley Federal de Telecomunicaciones, es sólo un apartado. Considero que es mejor agregar una modificatoria con la cual esclarecer que tenemos una norma, anexada a esta, donde se habla más de videojuegos".

En efecto, la legislación no existe. Sin embargo, existen presiones por parte de especialistas para que, en caso de darse una clasificación, se dé de manera adecuada y a través de personas ligadas a la industria del videojuego. ¿Qué opinas acerca de este caso? ¿Crees que esta clasificación es necesaria? Platícanos en las redes de El 5 .