Jason Momoa confiesa que pasó hambre tras su papel en ‘Game of Thrones’

facebook

twitter

whatsapp

Email

Parece que no a todos les fue bien al concluir su papel en la famosa serie

Emilia Clarke, Sophie Turner y Maisie Williams han logrado conseguir grandes papeles tras finalizar su participación en ‘Game of Thrones’, pero parece que no a todos les fue igual.

Jason Momoa, quien interpretó a Khal Drogo por 10 episodios de la primera temporada, se sinceró en una reciente entrevista al confesar que su familia pasó un duro momento, ya que no le llovieron las ofertas de trabajo como él esperaba.

El actor recordó en la revista In Style que cuando Khal Drogo fue asesinado en 2011 tuvo problemas para pagar las deudas en su casa en Los Ángeles, que comparte con su esposa Lisa Bonet y sus dos hijos Nakoa-Wolf y Lola Lolani.

Estábamos muriéndonos de hambre después de ‘Game of Thrones’. No pude conseguir trabajo, es muy desafiante cuando tienes bebés y estás completamente endeudado”, expresó.

Afortunadamente las cosas cambiaron por completo cuando en 2016 fue elegido para interpretar a Aquaman en la película ‘Liga de la justicia’, además de tener su propia película en solitario en 2018, en la que compartió créditos con Amber Heard, Patrick Wilson y Nicole Kidman.

Además, Momoa compartió que a los 19 años estaba surfeando en Oahu cuando se enteró que ‘Baywatch Hawaii’ tenía un casting abierto. “Así que fui con todos mis primos, solo queríamos conocer chicas. Se presentaron unas mil 300 personas”, añadió y tras ofrecerle uno de los papeles principales decidió abandonar su carrera como biólogo marino para ser un actor.

Tras protagonizar la serie ‘Frontier’, Jason Momoa prestó su voz a un capítulo de ‘Los Simpson’ y próximamente aparecerá en ‘Dune’, el Snyder Cut de ‘Liga de la Justicia’ y ‘Aquaman 2’, aunque debido a la pandemia ambas podrían retrasar su estreno.