Burrito

Goya

Murió un compadre por sobredosis de burritos

facebook

twitter

whatsapp

Email

Un hombre en Estados Unidos falleció al intentar romper un récord mundial

Si los récords mundiales fueran fáciles, todo mundo los rompería. Más si no llegaran a costar la vida en el intento. Uno podría pensar que tratar de pasar a la historia como un comelón de campeonato sólo podría acarrear malestar estomacal. Aunque, para este amigo en Estados Unidos, el buscar la inmortalidad culinaria lo llevó a la muerte.

En Fresno, California, tuvo que cancelarse el Taco Truck Throwdown. Conocido, al menos en su publicidad, como la "fiesta de tacos más grande del mundo". Pero un día antes de su inauguración Dana Andrew Hutchings, de 41 años, falleció debido a que se atragantó en un intento por romper un récord mundial en un concurso de comer burritos. Lo peor es que estaba ganando la competencia y, de acuerdo con testigos, aún se veía que tenía mucha hambre.

De acuerdo con los reportes médicos, la causa de la muerte fue asfixia. Esto pese a que los paramédicos intentaron desbloquear las vías respiratorias aunque no tuvieron éxito.

El evento reúne a unos 30 camiones dedicados a la venta de tacos de todos los colores y sabores. Este evento se mantiene, pero el campeonato mundial de comer tacos quedó cancelado. No vaya a ser que otro atleta de la comida cuelgue los tenis antes de tiempo.