HyperX

HyperX

Probamos los HyperX Cloud Alpha S Blackout

facebook

twitter

whatsapp

Email

Sí, se escuchan genial. Pero ¿para qué tipo de jugador son?

Si eres un gamer de pura cepa seguramente eres alguien que busca periféricos para aumentar la intensidad en la experiencia de juego. Un headset quizá sea de lo primero que esté en tu lista. Bueno, HyperX nos pasó uno de sus productos más recientes. Se trata del equipo HyperX Cloud Alpha S Blackout. Un headset que, desde el comienzo, grita que está planeado para jugadores de PC.

¿Por qué nos referimos a que exclama a la "PC Master Race" como su destinatario? No sólo porque la misma compañía lo ha señalado, sino porque ese es lo que nos deja un día completo de pruebas en diversas plataformas. Es en computadora donde este aditamento da sus mejores resultados. Pero ¿por qué?

Muy cómodo incluso en tiempos de calor

Quien esto escribe es un usuario de hace tiempo del modelo Cloud X de HyperX. Así que hemos considerado al mismo como nuestro principal referente. Ambos comparten la característica del Memory Foam, pero el cuerpo de aluminio en el más reciente aditamento no sólo luce mucho más flexible. Sino que, además, se siente mucho más liger y cómodo.

Ha estado haciendo un poco de calor en el área metropolitana de la Ciudad de México. Debido a la costumbre de trabajar y jugar usando todo el día el headset, había momentos en que acaloraba un poco la cabeza. Bueno, pues esta incomodidad se ha reducido bastante con el Cloud Alpha S.

El modelo que se lanzó es en riguroso negro con elegante tonalidad para marcar el brandeo. Luce muy bien, aunque seguramente si no te gusta este color esperes a que esté disponible en algún otro. Otro detalle que nos gustó es que tiene almohadillas intercambiables más respirables aún. La comodidad ante todo.

Cada cámara tiene la posibilidad de que controles, de manera independiente, los bajos. Es decir, puedes realzar o reducir a tu gusto los sonidos graves a cada lado. Esto para mejorar la manera en que percibes los acontecimiento del juego y cómo te rodean.

El primer detalle que nos llamó la atención es su amplificador 7.1. Sí, se conecta vía USB y te permite no sólo manipular el volumen del juego. Sino que además te permite controlar con facilidad qué tan alto o bajo se escucha el chat de voz. Es ahí donde queda más claro la dedicación del aditamento al sector de jugadores en PC, pues no puedes utilizarlo ni en consolas aunque lo conectes a un puerto USB.

¿Para quién está pensado?

Para los usuarios de PC. Especialmente lo dedicados a juegos de disparos. Lo probamos primero con League of Legends. Si bien la calidad del sonido es nítida y se percibe de forma espectacular tanto el audio del juego como la música y los diálogos, no alcanza a lucir todo su potencial como sí lo hace en los shooters.

Lo probamos primero en Valorant, juego que hemos estado probando como parte de la beta. Es un juego donde los sonidos para ubicar al rival son clave, los cuales se perciben con amplia claridad. El amplificador 7.1 potencia las posibilidades, mientras el sonido es ampliamente envolvente. El control de los bajos hacen más intensos los diparos y el caos.

El sonido es tan envolvente que no te molesta lo que suceda en tu exterior y puedes notar el origen de los efectos sonoros en el juego con total claridad. Además, de acuerdo con nuestros compañeros de juego, el chat de voz nos dejó escucharnos con alta fidelidad. Lo cual es parte de lo que desean muchos jugadores.

Los mismos responsables de HyperX nos recomendaron probarlo en Apex Legends, Rainbow Six: Siege, PUBG y Call of Duty: Modern Warfare pues son los juegos que le sacan el máximo provecho. Esto refuerza nuestra idea de que es un modelo pensado para jugadores de shooters. Además de que hay varios títulos en esta plataforma cuyo sonido puede adaptarse a las cualidades del accesorio a través del software Ngenuity.

¿Y en consola?

Sí, puedes jugar en consola. Pero pierdes una característica importante: el amplificador 7.1. No sólo limita esta posibilidad de sonido, sino que además dejas de controlar el volumen del juego y del chat desde el hardware. Algo que no pasa con el modelo anterior.

Esto no quiere decir que sea un aditamento poco recomendable para estas plataformas. Por ejemplo, lo probamos en Gears 5 en Xbox One y es una verdadera locura la experiencia. El realce de bajos sigue funcionando, por lo que puedes adecuar la experiencia sonora a una mucho más intensa.

El sonido, incluso sin el amplificador y conectando el jack al control, sigue siendo completamente envolvente y detallado. No sólo puedes detectar de dónde vienen los disparos, sino qué tan cerca está el tirador. Incluso las pisadas se pueden notar con interesante detalle. De nuevo: es un shooter que le saca provecho al juego.

En PlayStation 4, en tanto, lo probamos con títulos como Street Fighter V, The King of Fighters XIV y P.T.. En juegos de peleas mantiene su sonido envolvente y detallado, pero no le saca jugo a la cualidad ni del realce de bajos, ni de la intensidad de los efectos.

En el demo jugable que tuvo Silent Hills, mientras tanto, los sonidos eran tan intensos que ponían aún más los nervios de punta. Si bien está pensado para los juegos de disparos, un título de horror en primera persona con buen sonido puede ser muy bien aprovechado por este aditamento.

¿Qué tal funciona en móvil?

En celulares igual se pierde la posibilidad de utilizar el amplificador. Pero en funciona aún muy bien para los juegos en dicha plataforma. No sólo eso, sino que el audio que recoge el headset puede darle un sonido envolvente no sólo a tu experiencia de juego. También es una detallada vivencia sonora al momento de escuchar música o ver videos, por ejemplo.

¿Con qué nos quedamos? Simple: es un muy buen aditamento de sonido que te ofrece experiencias sonoras espectaculares. Sin embargo, es muy claro para qué tipo de jugador va dirigido. Si eres un gamer de disparos en PC es un must, pues está pensado para que vivas el gameplay a lo máximo. Pero si juegas en consola o prefieres otros géneros, la misma marca ofrece productos que van mucho más contigo.