LLA

Televisa Digital

Estuvimos en la primera semana de la Liga Latinoamérica de League of Legends

facebook

twitter

whatsapp

Email

El deporte electrónico más popular volvió a tener una competencia de élite en México

La Liga Latinoamérica de League of Legends llegó a México finalmente. Este fin de semana la competencia de élite en el deporte electrónico más popular del mundo regresó a nuestro país y lo hizo con una nueva imagen, un estadio nuevo y muchas más ganas de comerse el mundo. Pero ¿cómo fue esta vuelta?

Nos dimos una vuelta por Arena Estadio, sede de la liga en un centro comercial al sur de la Ciudad de México. Quisimos conocer cómo se vive el ambiente en este entorno nuevo y la manera en que se desarrolla el contacto entre los jugadores con su fanaticada. Nos encontramos cosas geniales y no tan cool, pero sí te podemos decir que es una gran experiencia si eres fan del juego y su competencia.

Un espacio pequeño, cómodo y lleno de hype

La cadena de cines Cinemex, en conjunto con otros inversores, acondicionó una sala de cine de lujo para construir en él un estadio dedicado a Esports. La Liga Latinoamérica es el evento que, presencialmente, lo aprovechará de manera más constante. El espacio tiene potencial para el cómodo desarrollo de la competencia, así como el disfrute de los fanáticos.

Pantallas que dejan ver diversos detalles de la contienda, el juego, así como las reacciones de los jugadores en vivo. Los resaltan luces LED que acompañan con ambiente el desarrollo de la contienda y, sí, hacen sentir cada duelo como un evento de alta relevancia. A eso se le suma un conjunto de butacas VIP de cine que permiten toda comodidad. Aunque dicha ventaja juega un poco en contra.

El tema aquí es que no deja de sentirse como una sala de cine aunque de lujo. Esto limita la cantidad de fans que pueden estar presentes y se hizo sentir tan pronto como se pusieron en venta las entradas. Son apenas poco más de un centenar de asientos que, además, vuelan en un sistema con el que una persona puede adquirir hasta 10 pases. Considerando que son miles de seguidores deseando estar presentes, es un conflicto que debe considerarse.

Los primeros enfrentamientos son los estelares. O así fueron en estos dos días de competencia. Juegos durísimos entre representantes de peso en la liga como Infinity, Rainbow 7 e Isurus. Se notó, en el hype dentro del lugar, que la gente llegó tarde a la jornada y el ambiente estaba un poco seco. Fue mejorando conforme avanzaron los matches y se fueron ocupando los asientos, pero en los eventos principales sí pesa.

Pasión, pero con detalles por mejorar

Ya con los asientos mayormente ocupados, la pasión de los fans se hizo presente. Aderezada con recursos gráficos utilizando la nueva y callejera imagen que tiene la liga. Las teamfights sobre todo se gritan con todo, se nota el amor de la fanaticada. Aunque, por supuesto, este hype crece partida con partida y en las primeras no termina por cuajar esta intensidad.

Es cómodo ver la partida, ver a los jugadores, e incluso a los analistas en el lugar. Aunque, hay que decirlo, no deja de sentirse como una sala de cine adaptada. Incluso se echa en falta la presencia de un espacio para comprar mercancía tanto de Riot Games como de los equipos, como suele ser posible en la gran mayoría de los recintos deportivos. Se agradecen, sin embargo, algunos regalos por parte de la compañía para que los seguidores animen a sus jugadores favoritos.

Sí, es una experiencia que debes de vivir. La cercanía con otros fans y con los jugadores es inigualable. Sin embargo, la adaptación de un espacio que no estaba pensado de origen para esto complica un poco el acceso, pero también es lo suficientemente adecuado para encender el hype. Sólo es cuestión de que arranque la emoción y la gente, ya con la sala llena, se prenda. Va por buen camino.

Los jugadores, felices

La liga estuvo un año en Chile. Algunos jugadores estuvieron en nuestro país en la Liga Latinoamérica Norte (LLN). Otros se mantuvieron por años jugando para organizaciones en el Hemisferio Sur del continente. Por ello le preguntamos a los jugadores, los principales protagonistas de esta contienda, por cómo les has parecido la presencia de la competición en territorio mexicano.

"Siento que es mejor regresar a un lugar que ya conoces, donde te gusta mucho la comida y la gente. Me siento muy contento de haber regresado a un país que me gusta", nos contó Sergio "Cotopaco" Silva, carrilero central del equipo Infinity Esports, para quien además el jugar con público presente lo emociona pues le hace sentir que el emocionarse durante las partidas vale más la pena.

"Desde que llegué me he sentido bastante cómodo. Para los latinos siempre es fácil irse a otro país de Latinoamérica", nos platicó Joaquín "Plugo" Pérez, carrilero central de la escuadra All Knights, quien no se esperó un recibimiento tan cálido de los fans mexicanos. "Desde el minuto 1 la comida que he probado, la gente cómo es. La amabilidad de la gente hace que para cualquier ser humano sea sencillo adaptarse a vivir acá".

"Por lo que sé la mayoría de los players están contentos de estar en México. La mayoría del tiempo la pasamos en la Gaming House, pero estamos contentos al final", aseguró Alejandro "Baula" Serrano, quien juega para Furious Gaming. Esto a pregunta expresa de cómo se sentía la organización como tal al afincarse en nuestro país.

Sí, estar presentes en esta competencia es algo que vale la pena para los fans. El espacio pinta para tener difultades en el acceso pese a lo atractivo del lugar, el hype que genera y la emoción de la comunidad. Quizá conforme avance la liga se administre mejor, dando espacio a que entren más aficionados y la gente pueda mostrar su entusiasmo de forma más intensa. El paso dado es importante y el salto es evidente. Con algunos ajustes, nada va a parar esta escena.

¿Qué te pareció esta primera fecha? ¿Crees que la liga tenga aún espacio mayor para crecer? Cuéntanos en las redes de El 5 .