Ed y Lorraine Warren están de regreso.

Warner Bros. Pictures

Vimos 'El Conjuro 3' y te contamos por qué es la peor película de la franquicia

facebook

twitter

whatsapp

Email

'El diablo me obligó a hacerlo' no está a la altura de sus predecesoras y llega a las salas de cine este fin de semana.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Ya vimos El conjuro 3: el diablo me obligó a hacerlo y lo primero que te tenemos que decir es que sí da miedo... lo mala que es.

Bueno, hay que exorcizar uno a uno los demonios de esta película, porque aún con todo, tiene momentos rescatables.

En esta historia los expertos investigadores de lo paranormal, Ed y Lorraine Warren, nos presentan uno de sus casos más peculiares, pues fue la primera vez en la historia de los Estados Unidos en que el sospechoso de un homicidio se defendería diciendo que actuó por culpa de posesión demoniaca.

El planteamiento suena interesante, pero eso es tan sólo una pequeña parte de la trama, tal vez hubiera sido más interesante ver el juicio, pero no se nos muestra mucho de esto en realidad.

En esta ocasión, la cinta arranca con el matrimonio luchando por el alma de un niño, pero el origen de su mal resulta inesperado. Si bien hay momentos de horror que sí llegan a tener la atmósfera mínima para asustarte, no es lo suficiente para estar a la altura de las cintas predecesoras, ni en cantidad ni en intensidad.

El problema no está en el elenco, porque Vera Farmiga y Patrick Wilson regresan a sus papeles y son quienes llevan el peso de la historia; parece más bien un defecto del guión, porque hay un buen trabajo en la dirección de Michael Chaves (La maldición de la llorona), quien tomó el lugar de James Wan.

A diferencia de las cintas anteriores, el antagonista no tiene una presencia tan temible, como es el caso de Valac en la segunda película o Bathsheba Sherman en la primera. Un cadáver en movimiento intenta hacer su parte pero es insuficiente, un relleno que no terminá de cumplir con las expectativas.

Tal vez lo peor es que en realidad tampoco puede considerarse como una mala cinta, porque su manufactura es buena, pero le faltó "alma", casi al punto de pasar sin pena ni gloria.

No es novedad que el universo de "El Conjuro" se sostenía en estas cintas, pues los spin-offs tampoco fueron sobresalientes. ¿Será el fin de la franquicia?