Kemonito

Narradores

¿El Kemonito en Smash Bros.? Sí, por favor.

facebook

twitter

whatsapp

Email

El luchador miniatura podría llegar al juego... si es que le hacen caso a una petición de fans

Este 4 de marzo el luchador mexicano conocido como Kemonito cumple 53 años de edad. Como parte de sus regalos de cumpleaños, suponemos, un grupo de fans inició la clásica petición en Change.org con el fin de que aparezca en el videojuego Super Smash Bros. Ultimate .

“Como mexicanos merecemos que un Héroe nacional pertenezca a la saga de entretenimiento en madrazos”, indica la solicitud. Actualmente cuenta con más de 15 mil firmas pertenecientes a fans ansiosos de ver al "tapetito de baño" en dicho título.

El Kemonito es un luchador de baja estatura quien, con su botarga, es considerado como la "mascota" del Consejo Mundial de Mucha Libre . Debido a su condición suele ser maltratado por atletas de mayor tamaño, en ocasiones de maneras que se vuelven virales. Esto, sumado a su apariencia graciosa, lo ha convertido en material para memes.

La carrera de Kemonito inició con el personaje de Alushe, la mascota del luchador Tinieblas. Por desacuerdos con dicho atleta tuvo que dejar ese rol, por lo que el Consejo le dio la oportunidad de tomar el papel que lleva actualmente. El cual terminó por consagrarlo como mini estrella en el ring.

Super Smash Bros. es una serie de videojuegos muy querida y disfrutada en México. Al punto de que el país ha dado jugadores profesionales de clase mundial. Uno de ellos, Leonardo "MK Leo" López , recién fue fichado por T1, el equipo de gaming más grande de Corea . Además recientemente disputó, con el compatriora Eduardo "Maister" Hernández, una final mexicana en el torneo internacional Frostbite .

Pese a esta popularidad, es muy poco probable que esta solicitud fructifique. La razón es simple: Masahiro Sakurai, director del juego, ha mencionado que para entrar en este juego los personajes deben tener su origen en videojuegos. Al que, naturalmente, no cumple este personaje. Aunque se vale soñar.