logo-televisa-noticias
Noticias

Tarjetas de crédito: ¿Me conviene pagar las tarjetas con efectivo o con transferencia?

Conoce cuál es la mejor forma de pagar tus tarjetas de crédito
Conoce cuál es la mejor forma de pagar tus tarjetas de crédito según los expertos, si mediante una transferencia bancaria o usando efectivo.
Foto: Pixabay

Antes de contratar una tarjeta de crédito es importante que tengas presente cómo piensas administrarla y cuáles son las opciones que tienes para pagarla. Recuerda que el buen manejo de tus tarjetas de crédito implica conocer todas sus condiciones, así como fechas de pago e información que te permita tener un buen control sobre ellas.

Si tienes temor a endeudarte o a que tu deuda crezca, te explicaremos que tan conveniente es pagar tu tarjeta con efectivo, o bien mediante una transferencia bancaria.

Conoce cuál es la mejor forma de pagar tus tarjetas de crédito según los expertos, si mediante una transferencia bancaria o usando efectivo.

Foto: Pixabay

¿Me conviene pagar las tarjetas con efectivo o con transferencia?

De acuerdo con expertos en finanzas, la mejor manera de realizar el pago mensual de tu tarjeta es mediante una transferencia bancaria desde tu banca electrónica, así evitarás problemas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a continuación te explicamos por qué.

La razón de que pagar tu tarjeta de crédito con efectivo te generé un problema fiscal es porque podrías estar cayendo en un discrepancia fiscal.

Según el articulo 19 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), la discrepancia fiscal es cuando una persona física o moral excede sus ingresos declarados. Al realizar el pago de una de tus tarjetas de crédito con efectivo al SAT le sería complicado rastrear la procedencia del mismo, lo cual podría hacerle creer que percibes más ingresos de los que declaras.

Conoce cuál es la mejor forma de pagar tus tarjetas de crédito según los expertos, si mediante una transferencia bancaria o usando efectivo.

Foto: Pixabay

Por otro lado, si realizar el pago de tus tarjetas mediante una transferencia bancaria desde tu banca electrónica, el SAT puede rastrear fácilmente la procedencia del dinero y corroborar que viene de los ingresos antes declarados, o bien próximos a declarar.

Aunque ambas prácticas de pago son permitidas por las instituciones financieras como puedes observar, una de ellas puede generarte problemas fiscales los cuales tienen como sanción hasta nueve años de prisión.