logo-televisa-noticias
Noticias

¿Qué significa minar criptomonedas?

Para obtener criptomonedas es necesario "minarlas", pero ¿En qué consiste? Aquí te explicamos
minar criptomonedas
(Foto: Pixabay)

Las criptomonedas son tendencia, y muchos están intentando entenderlas. Por eso es importante saber qué significa minar criptomonedas.

La minería de monedas digitales es uno de los aspectos más importantes relacionados con este tipo de divisas.

Así que, entender qué es la minería de criptomonedas es fundamental. A continuación te explicamos todo sobre el tema.

minar criptomonedas

(Foto: Pixabay)

Así funcionan las criptomonedas

Las criptomonedas funcionan prácticamente igual que las monedas normales de uso común.

Para decirlo de manera simple, tienen un valor de mercado, y pueden ser intercambiadas por bienes, servicios y otras divisas.

La diferencia principal es que no existen físicamente, solo de forma digital, y para usarlas es necesario acceder a internet.

Otra diferencia importante es que no están reguladas por una entidad central, y su valor depende completamente del mercado.

Ahora bien, al no depender de un banco central y ser completamente digitales obtenerlas no es tan sencillo como ir a la tienda y cambiar un billete por unas cuantas.

¿Cómo se obtienen?

Existen dos formas básicas de obtener criptomonedas: intercambio y minería. El primer caso es el más sencillo.

Al igual que cuando cambias pesos por dólares, tienes que hacer uso de un intermediario para cambiar tu moneda tradicional por una digital.

Los intermediarios son muchos, e incluso existen algunos cajeros físicos que permiten hacer el intercambio de manera muy sencilla.

Una vez en poder de una moneda digital debes guardarla en una cartera digital o Wallet para poder gestionar su uso.

Ahora bien, el segundo caso, la minería, es más complejo y muy diferente a la minería tradicional.

¿Qué significa minar criptomonedas?

Para entender qué significa minar criptomonedas es necesario entender que Bitcoin, la primera criptomoneda de todas, fue la que puso las reglas del resto.

En el 2009, el misterioso Satoshi Nakamoto publicó un artículo que explicaba el funcionamiento del Bitcoin en foros de internet.

Dentro de todo lo que determinó Nakamoto se encuentra la forma base para obtener criptomonedas.

La idea de Nakamoto era que las monedas digitales copiaran los elementos principales de las monedas tradicionales, y eso incluía la minería.

Como sabes, la minería normal extrae metales, mismos que sirven para fabricar monedas.

Por tanto, las Bitcoin copiaron esta idea a través de un sistema de “minería” virtual.

Para explicarlo de forma sencilla, se estableció que, para obtener una Bitcoin era necesario resolver problemas matemáticos complejos.

Además, también se buscó que las Bitcoin sean un bien escaso, como el oro, volviéndolo atractivo para los inversionistas “tradicionales”.

Por eso se determinó que solo se puede “minar” una cantidad establecida de Bitcoin al año, que se elige por medio de un algoritmo.

Por si fuera poco, se eligió que cada cuatro años se reduzca por dos su producción, buscando que en un futuro se alcance el número total de 21 millones de Bitcoins.

Es decir, cuando se alcance este número, dejará de poder minarse esta moneda digital.

Así se minan las criptomonedas

Prácticamente todas las criptomonedas copiaron los lineamientos de Bitcoin, y establecieron formas similares de minar monedas virtuales.

Como ya mencionamos, para obtener una sin recurrir al intercambio se necesita resolver problemas matemáticos, pero tan complejos que es necesario todo el poder de más de una computadora para resolverlos.

Ahora bien, es importante entender que la computadora que estará “minando” usará todos sus recursos para este fin, debido a que tendrá que realizar funciones muy pesadas.

De hecho, tendrá dos grandes tareas, tan grandes que es imposible realizarlas solo: usar un algoritmo de minería y un algoritmo de consenso.

Las dos funciones son tan complejas que es necesario crear nodos de computadoras que se especializan en uno u otro.

Mientras los “mineros” que se centran en el uso de algoritmos de minería son los que, de forma simple, “desentierran” la moneda, los mineros que se centran en el uso de algoritmos de consenso son los que le dan valides.

Suena complejo, y lo es, además de que no es nada barato, debido a que el hardware necesario para minar criptomonedas alcanza los miles de dólares.

Por si fuera poco, minar requiere el uso de mucha electricidad, mucho conocimiento de informática y mucho tiempo libre.

Justo por todo esto cada vez existen menos “mineros” solitarios, y se expanden más los grupos que afilian a “mineros” de una región, para compartir recursos y, sobre todo, gastos.

Como puedes ver, no es nada sencillo introducirse en este complejo mundo.