logo-televisa-noticias
Noticias

Pastora cristiana dejó la iglesia para convertirse en stripper

Tras descubrir que era bisexual, Mitchell abandonó la iglesia y afirma que es más feliz que nunca
Pastora cristiana dejó la iglesia y se convirtió en stripper Nikole Mitchell
Nikole Mitchell dejó de ser pastora cristiana para convertirse en stripper. (Imagen: Especial)

Nikole Mitchell ha tomado por asalto los titulares alrededor del mundo gracias a un cambio radical de vocación: dejó de ser pastora cristiana para convertirse en stripper.

Te recomendamos: Condenan a muerte a maestra de kínder que envenenó a 25 niños

A veces las vocaciones llegan de formas misteriosas. Hace unos años Nikole Mitchell era una cristiana devota cuya meta era trabajar en la iglesia. Sin embargo, tras convertirse en pastora cristiana un episodio cambió su vida. Meses después de haber sido nombrada pastora, acudió a una obra de teatro que abordaba temas LGBT, donde tuvo una revelación sobre su propia persona: descubrió que era bisexual.

Tras ese descubrimiento en 2016, llegaron años de cambios. En su canal de YouTube habla de su salida del clóset, sobre la forma en que concilia su sexualidad con la religión y sobre cómo lentamente se fue alejando del culto para buscar otra vocación.

Pastora cristiana dejó la iglesia y se convirtió en stripper Nikole Mitchell

Nikole Mitchell dejó de ser pastora cristiana para convertirse en stripper. (Imagen: Especial)

Pero los primeros pasos en su transición de pastora a stripper no fueron inmediatos. Según contó en el New York Post. Nikole Mitchell primero tuvo que lidiar con una familia conservadora que veía con malos ojos que fuera pastora, aunque siempre recibió el apoyo de su entonces marido y de sus hijos.

Los cambios más radicales llegaron cuando Mitchell decidió abrir una cuenta de OnlyFans, una plataforma en línea comúnmente utilizada por trabajadoras sexuales. Según ha declarado “siempre quiso ser stripper”. A su parecer, este nuevo trabajo no es más que la realización de un viejo sueño.

Ante las críticas de conocidos y desconocidos, Mitchell es muy franca: “Nunca fui tan feliz”, escribió su cuenta de Instagram.

“Si pudiera sumar de lo que he aprendido en estos cuatro años en llegar a casa para mi misma, sería esto: Puedes confiar en ti misma. […] Si dejas la Iglesia como yo lo hice, no le das la espalda a Dios”, escribió.

Según afirma, desde que abrió su cuenta de OnlyFans en 2019, ha ganado en confianza y en aprecio hacia sí misma. “Mi sexualidad es sagrada”, declaró para el New York Post sobre si siente que hay un conflicto entre seguir creyendo en Dios y ser trabajadora sexual.

Actualmente, Nikole Mitchell vive en la ciudad de Los Ángeles, California, con sus tres hijos. Se ha separado de su marido. Además de su trabajo como stripper en OnlyFans, también se desempeña como coach de vida. 

Con información del New York Post
Logo Noticieros Televisa