logo-televisa-noticias
Noticias

Niños que pasan más horas en celulares y tabletas sufren cambios en el cerebro: estudio

El estudio se prolongará 21 años para estudiar el desarrollo cognitivo de los menores
Niños
Niño frente a una laptop (Foto ilustrativa: Pixabay)

Un nuevo estudio que involucra un seguimiento sobre más de 11 mil niños encontró que aquellos que pasan más horas frente a celulares y tablets pueden presentar cambios en el cerebro. El estudio, que lleva más de una década, ya es materia de discusión ante los resultados parciales que ha entregado.

Te recomendamos: VIDEO: este perrito se hizo viral por roncar como el Pato Donald

Se trata de un estudio elaborado por Instituto Nacional de la Salud de los Estados Unidos. El propósito de esta investigación es hacer un seguimiento profundo y detallado del desarrollo cognitivo del cerebro tanto de niños como de adolescentes.

Para ello han reclutado a 11 mil 874 menores, a quienes han seguido prácticamente desde la cuna. Aunque el estudio terminará cuando los menores cumplan los 21 años, los resultados parciales que ha entregado esta investigación ya son materia de discusión y controversia entre especialistas.

En uno de sus rubros, la investigación hace seguimiento de cómo los celulares, computadoras, tablets y televisores podrían incidir en el desarrollo cognitivo del menor. En 2019 el estudio reveló que aquellos niños que pasaban siete o más horas diarias frente una pantalla presentaban un adelgazamiento de la corteza cerebral.

Este adelgazamiento no estaba presente en aquellos menores que estaban menos expuestos a esta tecnología. El menor desarrollo de esta parte del cerebro se relacionaría con un menor coeficiente intelectual, falta de atención y problemas de memoria.

Los científicos piden no adelantar conclusiones

Sin embargo, los propios investigadores advierten que los resultados preliminares del estudio deben tratarse con cuidado. La científica Gayathri Dowling ha aclarado que la investigación aún no ha determinado si este daño en el cerebro es producto de uso excesivo de una tecnología o de los contenidos a los que acceden los menores con esta.

Además, la investigadora aclaró que una correlación no implica causalidad. Eso quiere decir que si bien dos hechos pueden estar relacionados, no está comprobado que uno sea causa del otro. Aunque la científica afirma que el adelgazamiento en la corteza es incontrovertible, pide no apresurar conclusiones.