logo-televisa-noticias
Noticias

¿La dieta vegana ayuda a combatir la menopausia? La ciencia dice que sí

Un nuevo estudio científico revela que la dieta vegana ayuda a minimizar los síntomas de la menopausia. Aquí te contamos todo sobre el tema
Menopausia
(Foto: Pixabay)

La menopausia es una condición a la que todas las mujeres tendrán que llegar en algún momento de sus vidas. Más allá de dejar de menstruar, también trae consigo algunos inconvenientes.

Curiosamente, un nuevo estudio científico acaba de descubrir que cierto tipo de dieta ayuda a disminuir los efectos más incómodos de la menopausia.

A continuación te explicamos por qué este tipo de alimentación ayuda a pasar por este periodo de la vida sin tantos problemas.

menopausia

(Foto: Pixabay)

¿Qué es la menopausia?

Se llama menopausia al momento en que las mujeres llegan al final de los ciclos menstruales por una disminución natural de las hormonas reproductivas.

Hablamos de un proceso biológico natural que va acompañado de algunos síntomas físicos, como los sofocos, y algunos síntomas emocionales (sobre todo depresión).

Además, por lo anterior, se suele vivir una alteración del ciclo del sueño y una disminución de la energía.

Se suele diagnosticar justo después de que transcurren doce meses sin que se tenga un período menstrual.

Normalmente se presenta entre los 40 y 50 años, pero la edad varía mucho, y puede llegar hasta después de la edad promedio de 51 años.

Justo por sufrir muchas alteraciones en este periodo de su vida, las mujeres en este rango de edad suelen ser más susceptibles a enfermedades como el COVID-19.

La dieta vegana y la menopausia

Actualmente hay muchos tratamientos eficaces disponibles para minimizar los desajustes que provoca la menopausia, desde terapia hormonal hasta ajustes en el estilo de vida.

Justo en este último sentido la ciencia descubrió que un cambio de hábito alimentario podría ayudar a las mujeres que viven este periodo de su vida.

De acuerdo con las conclusiones de un estudio realizado por investigadores de la Universidad George Washington, y dirigido por el doctor Neal Barnard, las mujeres que cambian a una dieta vegana rica en soya durante la menopausia podrían reducir la cantidad de sofocos que experimentan hasta en un 84% sin consumir ningún tipo de medicamento extra.

Los sofocos

Por lo general, la mayoría de las mujeres que comienzan a experimentar la menopausia tienen sofocos que surgen desde el pecho.

Estos sofocos provocan sudoración excesiva, enrojecimiento de la cara y latidos cardíacos rápidos, con ataques que generalmente duran de dos a treinta minutos y se repiten a lo largo del día.

Si bien, durante mucho tiempo los médicos recetaron medicamentos a base de estrógenos para tratar estos síntomas, recientemente se ha descubierto que aumentan el riesgo de afecciones, incluido el cáncer de mama.

Justo por eso es importante buscar métodos alternativos para combatirlos.

El estudio

En el estudio de la Universidad George Washington participaron 38 mujeres -todas con menopausia– durante un período de 12 semanas.

Todas las participantes habían reportado por lo menos dos sofocos al día antes de participar en el experimento.

Dividieron a las participantes en dos grupos, uno de los cuales se apegó a su dieta habitual mientras que el otro cambió a una dieta vegana.

La dieta vegana, además de ser baja en grasas, incluía media taza de soya cocida al día, que comieron por 12 semanas.

No solo el número promedio de sofocos moderados a severos bajó de un promedio de cinco a solo uno al día, sino que fueron totalmente eliminados en el 59 por ciento de las mujeres al final del experimento.

La dieta no incluía medicamentos o tratamientos hormonales, solo una dieta baja en grasas y soya cocida.

No sólo elimina los sofocos

Pero esta dieta no sólo minimizó los sofocos, una buena parte de las participantes también declaró que mejoró su estado de ánimo, energía y deseo sexual.

Por si fuera poco, varias de las mujeres dijeron que la dieta condujo a una mejor digestión y una pérdida de peso significativa.

“Esto fue básicamente un salvavidas para mí. He recuperado mi calidad de vida. Estoy durmiendo mejor y mis sofocos disminuyeron enormemente”, indicó una de las participantes anónimas.

En las conclusiones el doctor Barnard señala que el estudio demuestra que, antes de pasar a cualquier tipo de medicación, sería mejor probar esta ruta, porque es relativamente fácil, barata y tiene menos riesgos a la salud.

El secreto sería la soya

Aunque todavía es pronto para concluir algo, el equipo del doctor Barnard sospecha que la soya sería el factor más importante.

De acuerdo con los especialistas, los efectos beneficiosos contra los sofocos de la soja podrían provenir de las llamadas isoflavonas que contienen.

Las isoflavonas son compuestos que las bacterias intestinales metabolizan en equol, un estrógeno natural.

Además, las dietas veganas y vegetarianas ayudan a que el cuerpo produzca niveles más altos del equol.

Así que, ya sabes, la dieta vegana -o por lo menos vegetariana con soya- podría ser una alternativa interesante para vivir la menopausia sin tantos problemas.