logo-televisa-noticias
Noticias

Gatos sufren estrés “mortal” al pasar más tiempo con sus dueños

El confinamiento también afecta a los gatos. Debido a que la presencia y atención de sus dueños les provoca estrés potencialmente mortal
gatos estrés
(Foto: Pixabay)

Todos estamos vueltos locos con los ya muchos meses de encierro obligatorio para combatir al COVID-19. Pero, aunque no lo creas, quienes lo están pasando peor son los gatos.

De hecho, un reciente estudio científico descubrió que los gatos domésticos se están enfermando con niveles de estrés ‘potencialmente mortales’ debido a que sus dueños pasan más tiempo en casa, lo que daña su rutina diaria.

A continuación te contamos todo lo que sabemos sobre el peligro felino por pasar mucho tiempo con sus dueños.

gato

Existe una relación gatos-estrés por el encierro (Foto: Pixabay)

Los gatos sufren contigo

A principios del año pasado, cuando el coronavirus se volvió una pandemia mundial, los gobiernos de todo el mundo iniciaron una campaña para pedirle a la gente que se quedara en casa. Gracias a esto, la mayoría de los trabajos de oficina, y muchos otros de diferente tipo, pasaron a la modalidad de home office.

Una de las consecuencias secundarias de lo anterior fue que nuestras mascotas comenzaron a recibir más atención que nunca.

Para los perros, esto puede haber sido una bendición, sobre todo porque son animales sociables por naturaleza, pero nuestros amigos felinos lo encontraron demasiado abrumador, llegando a afectar su salud.

¿Por qué? Aparentemente por la nueva cercanía entre dueños y gatos, que está provocando que los “michis” desarrollen una serie de condiciones peligrosas, todas las cuales están relacionadas con el estrés.

Y, sobre todo, a que muchas zonas de la casa han sido reutilizadas como una oficina en casa, por lo que el gato ya no tiene un lugar tranquilo y propio.

¿Qué dice la ciencia sobre la relación gatos-estrés?

Un nuevo estudio de la Universidad James Cook encontró que, aproximadamente, la mitad de los dueños de gatos informaron sentir que sus mascotas estaban “molestos” por su mayor presencia en casa.

El estudio encuestó a casi 400 personas que, durante el encierro obligatorio, vivían solas con su gato. También descubrieron que la mayoría de los gatos presentaban síntomas de depresión y ansiedad.

Además, de acuerdo con la organización Cats Protection, los felinos en encierro con su dueño han presentado un aumento de problemas de salud, todos ellos ligados con el estrés.

“Parece que muchos gatos pueden haberse estresado de más en su propio hogar durante la pandemia. Esto se debe a que los cambios en la rutina de un gato siempre tienen el potencial de causar estrés, ya que son criaturas de hábitos establecidos, y se adaptan poco a los cambios”, indicó el portavoz de Cats Protection.

Así, en los últimos 18 meses se incrementó notablemente enfermedades gatunas como vejigas bloqueadas en machos, así como cistitis en gatos machos y hembras.

En el mismo sentido se pronunció Debbie James, enfermera veterinaria del Vet’s Klinic en Swindon, quién afirmó que en los gatos en encierro con su dueño están presentando varias afecciones relacionadas con el estrés que no eran tan comunes antes del encierro obligatorio.

James describe, por ejemplo, un aumento en los casos de vejigas bloqueadas en gatos machos, cuyos síntomas incluyen esforzarse mucho para orinar, aguantar mucho las ganas de orinar o ir a lugares inusuales a orinar.

¿Qué se puede hacer para bajar el estrés de los michis?

Los veterinarios recomiendan a los dueños cosas sencillas, como esconderse varios minutos de sus mascotas, para que sus gatos puedan bajar su nivel de estrés.

También sugieren, si es necesario, reacomodar las áreas de comida, agua y arena para gato en lugares donde no exista mucho movimiento, y lejos de donde el dueño realiza sus actividades.

En pocas palabras, acondicionar zonas de la casa o departamento que sean ‘seguras’ o ‘tranquilas’ a las que el gato podría escapar para estar solo.

‘Si los dueños de gatos trabajan desde casa, el consejo es que mantengan su rutina lo más similar a lo normal posible. Si hay más miembros de la familia en casa, nuestros hogares también deben ser más amigables con los gatos’, indicó Debbie James’.

Los perros no sufren el mismo estrés, pero aún así han sufrido sus propios problemas durante el encierro, especialmente para desapegarse de sus dueños ahora que éstos tienen que regresar a las oficinas.