logo-televisa-noticias
Noticias

Covid-19: La ciencia revela consecuencias de no ponerse segunda dosis de vacuna

Un estudio confirma la importancia de tener el esquema completo de vacunación
segunda dosis
(Foto: Pixabay)

Actualmente seguimos en plena pandemia, a pesar de los esfuerzos de los gobiernos del mundo, no hemos logrado superar la crisis producto del SARS-CoV-2. Afortunadamente la campaña de vacunación mundial sigue su marcha, y cada vez más gente deja atrás sus prejuicios y acude a vacunarse hasta completar su segunda dosis.

No obstante, ya sea por desconocimiento, creencias personales, falta de tiempo o simplemente por desinterés, muchas personas no terminan su esquema de vacunación.

Un nuevo estudio científico confirmó la importancia de la segunda dosis de la vacuna, y aquí te presentamos sus conclusiones.

segunda dosis

(Foto: Pixabay)

El miedo a la segunda dosis

La campaña de vacunación avanza, pero muchas personas siguen pensando que el problema no es tan grave.

Por lo anterior, existen muchos reportes de personas que han optado por no vacunarse o, incluso haciéndolo, decidieron que era suficiente con una dosis de vacuna para seguir con su vida normal.

¿Por qué toman la decisión de no inocularse con la segunda dosis? Sobre todo por desinformación, tanto por pensar que basta con una dosis para estar protegido, como por creer que el esquema de vacunación completo les traerá problemas de salud fuertes.

Un reciente estudio científico confirma que, para estar más protegidos contra el Covid-19 y sus variantes, es necesario tener el esquema de vacunación completo.

La importancia de la segunda dosis

Un nuevo estudio, publicado en Nature, realizado por investigadores de la Universidad de Northwestern, ubicada en Illinois, Estados Unidos, buscaba comparar la eficacia de las vacunas de Pfizer y Moderna.

Pero encontró muchos datos interesantes sobre las vacunas que se están usando actualmente para combatir el coronavirus.

El dato más interesante que descubrió el estudio es que, en todos los casos, los anticuerpos que generan las vacunan bajan con el paso del tiempo.

Justo por eso, concluyen los especialistas, es necesario contar con las dos dosis de vacunas, para que, aun con una baja de anticuerpos, la protección contra el virus siga siendo eficaz.

Además, los investigadores sostienen que el esquema completo protege más contra las variantes emergentes, incluida la peligrosa variante delta.

Esquema completo da más seguridad

El estudio de la Universidad Northwestern subraya la importancia de recibir una segunda dosis de vacuna, no solo porque se sabe comúnmente que la inmunidad de las vacunas disminuye con el tiempo, sino también por el riesgo que presentan las variantes emergentes, incluida la variante delta altamente contagiosa.

La investigación también comprobó que la exposición previa al SARS-CoV-2 no garantiza un alto nivel de anticuerpos, ni garantiza una sólida respuesta de anticuerpos a la primera dosis de vacuna. En pocas palabras, aun si se tuvo el virus, es necesaria la segunda dosis para estar más preparado al Covid-19.

Esto contradice directamente la idea popular de que contraer Covid-19 vuelve a las personas inmunes a la reinfección.

Los hallazgos de los investigadores de Northwestern respaldan aún más la idea de que es necesario el esquema de vacunación completo (dos dosis), incluso para las personas que han contraído el virus anteriormente.

El estudio

Los especialistas analizaron el comportamiento de los participantes del estudio, formado por un grupo diverso de adultos del área de Chicago. Todos fueron reclutados al comienzo de la pandemia, y tenían un perfil racial y étnico muy diverso.

Usando kits de prueba de anticuerpos en el hogar desarrollados en el laboratorio de la Universidad Northwestern, los participantes enviaron muestras de sangre entre dos a tres semanas después de su primera y segunda dosis de vacunación, así como dos meses después de la segunda dosis.

Un equipo de científicos, dirigidos por el antropólogo biológico Thomas McDade y el farmacólogo Alexis Demonbreun, analizaron las muestras de sangre.

La idea era medir cuánto duran los beneficios de inmunidad de las vacunas Pfizer y Moderna y qué tan bien protegen de las variantes.

Los anticuerpos de las vacunas

En el laboratorio de la universidad, los investigadores probaron los anticuerpos presentes en la sangre de los participantes.

Así comprobaron que, tres semanas después de la segunda dosis de la vacuna, se tenía el nivel más alto de anticuerpos, con una efectividad del 98% contra el virus.

También probaron la eficacia de los anticuerpos contra las variantes del virus, y corroboraron que disminuía en todos los casos.

Contra la variante B.1.1351 (Sudáfrica), B.1.1.7 (Reino Unido) y P.1 (Brasil) los niveles de protección variaban entre el 67% y el 92% durante el mayor grado de protección de las vacunas.

Además, comprobaron que la respuesta de los anticuerpos contra el virus disminuyó después de dos meses de la segunda vacuna en, aproximadamente, un 20%.

Tienes que vacunarte aun si te infectaste previamente

Otro punto importante del estudio es que confirma que es importante vacunarse, aun si se contrajo la enfermedad previamente.

La investigación mostró que la exposición previa al SARS-CoV-2 no garantiza un alto nivel de anticuerpos, ni garantiza una sólida respuesta de anticuerpos a la primera dosis de vacuna.

Según el análisis de los expertos, las personas que tuvieron infecciones leves o asintomáticas de Covid-19 tuvieron la misma respuesta de anticuerpos a la vacunación de primera y segunda dosis. Es decir, no aumentó el número de anticuerpos por haber tenido la enfermedad, lo que quiere decir que es necesario completar el esquema de vacunación.

“Mucha gente, y muchos médicos, están asumiendo que cualquier exposición previa al SARS-CoV-2 conferirá inmunidad a la reinfección. Según esta lógica, algunas personas con exposición previa no creen que necesiten vacunarse. O, si se vacunan, piensan que solo necesitan la primera dosis de las vacunas”, dijo McDade.

El estudio se realizó antes de la aparición de la variante delta, que ha demostrado ser más contagiosa, y afectar sobre todo a los más jóvenes.

Aunque no se tienen datos concretos de la efectividad de las vacunas contra delta, McDade y Demonbreun creen que será similar a lo que observaron con otras variantes: la vacuna proporcionará una buena protección, pero no tan buena como contra la versión original del virus.