logo-televisa-noticias
Noticias

Ciencia:Todos los beneficios de andar en patineta después de los 40 años

Sí, seguir usando patineta al llegar a la mediana edad trae muchos beneficios para la salud de acuerdo con la ciencia
patineta
(Foto: Pixabay)

Normalmente relacionamos andar en patineta con la juventud, sobre todo con la adolescencia.

Pero, de acuerdo a un reciente estudio científico, el estilo de vida skate puede tener varios beneficios para la salud entre personas de mediana edad.

¿Cuál  es la razón detrás de esta idea? A continuación te contamos todo sobre el tema.

patineta

(Foto: Pixabay)

La patineta y la mediana edad

De acuerdo con la investigación del Dr. Paul O’Connor, investigador de la Universidad de Exeter (Reino Unido), existen muchos beneficios de usar cotidianamente la patineta en la mediana edad.

Según el estudio, la patineta ayuda a las personas de mediana edad (entre 40 y 60 años) a superar la depresión, a vincularse con sus hijos, e incluso a obtener un “significado espiritual” de la vida.

El investigador descubrió que, además de los beneficios físicos obvios, la patineta ayuda a aliviar los problemas de salud mental y da un “significado y resonancia profundos” al sentido espiritual que le dan a su paso por este mundo.

Por si fuera poco, el estilo de vida skate les da a las personas de mediana edad “acceso a formar parte de una comunidad” y “una identidad separada de otras partes de sus vidas”.

Para llegar a sus conclusiones, O’Connor entrevistó a patinadores de diferentes partes del mundo, que aceptaron realizar encuestas para determinar los beneficios que obtenían de mantener su afición al skate.

Se vuelve a poner de moda

Viajar en patineta tuvo un auge en los ochenta, y posteriormente una época oscura durante gran parte de los noventa, donde el movimiento dejó de crecer, e incluso perdió popularidad.

En años recientes, sobre todo por su llegada como deporte oficial a los juegos Olímpicos, ha tenido un nuevo pico de popularidad, curiosamente no sólo atrayendo a jóvenes sino también a personas maduras que habían dejado de lado su gusto por el skate.

Una razón detrás de la repentina popularidad de este deporte sería, según los expertos, porque la medida del éxito en el skate es “menos estricta” y obvia en comparación con otros deportes. De hecho, el fracaso se considera parte de la actividad, y eso brinda una perspectiva diferente de otras actividades físicas.

La patineta ayuda contra la depresión

El Dr. Paul O’Connor descubrió que, según lo que respondieron los skaters de mediana edad, andar en patineta aliviaba los síntomas de la depresión y otros problemas de salud mental.

Además, gran parte de los entrevistados revelaron que la patineta les brindaba la oportunidad de conectarse con sus hijos.

Otros tantos respondieron que el skate los ayudaba a sobrellevar momentos difíciles y superar adicciones.

Curiosamente, aunque todos mencionan que mantenerse en forma era la principal razón para seguir viajando en patineta, la mayoría afirmaba que el skate les ayudó a superar malos momentos.

¿Crisis de mediana edad?

O’Connor sostiene que la mayoría de los medios de comunicación suelen burlarse del patinador de más de 40 años, y lo relacionan con una “crisis de la mediana edad”.

“Por lo general, estas críticas se dirigen a los hombres y tienden a trivializar al patinador de mediana edad como una broma”, agregó.

Por el contrario, las patinadoras de mediana edad suelen ser bien vistas, y se les relaciona con la inclusión del skate.

Mientras que a los hombres se les crítica por relacionar seguir en esta actividad con una “búsqueda por mantener su juventud”.

Un deporte y un estilo de vida

El especialista sostiene que el skate es un “deporte de estilo de vida”, más relacionado con el simple disfrute de la actividad y menos con competir con otro.

“En el skate hay una comprensión mucho más fluida del éxito y una que está abierta al fracaso como parte contingente de la actividad, tanto del aprendizaje como del progreso”.

El experto cree que debería de aceptarse con mayor apertura este tipo de actividades, y evitar relacionarlas con falta de madurez de sus practicantes.