logo-televisa-noticias
Noticias

Ciencia: Tener un perro es bueno para tu corazón

Los perros no solo son el mejor amigo del hombre, también son una pieza clave para mejorar la salud cardíaca de su dueño. Aquí te decimos por qué
perro corazón
(Foto: Pixabay)

Si existe un animal que es todo cariño y amor ese es el perro, como la misma ciencia ha demostrado.

Pero los beneficios de tener un can van más allá del amor que nos pueden dar, e incluso son positivos para nuestra salud.

De hecho, un estudio demostró que tener un perro ayuda a mejorar nuestros problemas cardíacos, ¿por qué? A continuación te explicamos todo.

perro corazón

(Foto: Pixabay)

El perro y la salud de su dueño

Cada vez es más común ver por las calles a perros acompañando a personas mayores, y nos alegramos de ver estas relaciones tan cercanas.

Y no es para menos, el perro es un excelente compañero, debido a que nuestros amigos de cuatro patas tienen la capacidad para ayudar al bienestar mental, reduciendo la ansiedad y la soledad.

Si bien lo anterior es bastante conocido, no lo es tanto que podrían tener un efecto positivo en la salud física de sus dueños, incluso de su corazón.

Los perros ayudan a tu corazón

De acuerdo con un estudio de la American Heart Association, usando datos de 3.8 millones de personas de diferentes partes del mundo, los expertos encontraron que tener un perro puede conducir a mejores mediciones cardiovasculares, especialmente en los sobrevivientes de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares que viven solos.

Los científicos afirman que, en comparación con los que no tienen un perro, los dueños de canes experimentaron una reducción del 24 por ciento en el riesgo de mortalidad por todas las causas y tienen un 65 por ciento menos de probabilidades de morir después de un ataque cardíaco.

Aquellos que habían sufrido problemas cardiovasculares también tenían un 31% menos de probabilidades de fallecer.

¿Por qué un perro mejora el corazón?

El estudio solo usó muestras estadísticas para llegar a la conclusión de que tener un perro ayuda a reponerse de un ataque cardíaco, pero no abunda en la razón detrás de esta curiosidad.

Curiosamente un experimento previo, pero similar, llegó a las mismas conclusiones.

Se trata de un estudio realizado en la Universidad de Uppsala, Suecia, que concluyó que había una reducción del 33 por ciento en el riesgo de muerte para los pacientes con ataque cardíaco o un derrame cerebral que vivían solos después de ser dados de alta del hospital si tenían un perro.

En este segundo estudio sí se da una hipótesis sobre la relación entre la mejora cardíaca y el cuadrúpedo.

Según los expertos suecos, tener un perro ayuda al paciente porque brinda una motivación para realizar actividad física constante, al tener que sacar obligatoriamente al can a pasear.

En pocas palabras, el perro da una razón a sus dueños para mantenerse activos y, probablemente, también para vivir una vida más saludable al tener un ser vivo al que cuidar.