logo-televisa-noticias
Noticias

Ciencia: ¿Por qué no es buena idea comer palomitas en el cine? 

Todos comemos palomitas en el cine, pero llevar un delicioso refrigerio al cine puede arruinar tu experiencia de acuerdo con la ciencia
palomitas
(Foto: Pixabay)

A todos nos gusta comer palomitas de maíz en el cine, pero una nueva investigación científica sugiere que podrían arruinar la experiencia cinéfila.

Según los expertos, comer golosinas en el cine pueden distraer tu cerebro y hacer que se concentre en cómo sabrá la comida en lugar de en la película.

A continuación te contamos todo sobre esta investigación de la Universidad Erasmus de Róterdam, una universidad pública de los Países Bajos.

palomitas

(Foto: Pixabay)

Las palomitas y el cine

Un equipo científico de la Universidad Erasmus de Róterdam realizó un estudio sobre la forma en que nos afecta la comida en diferentes situaciones.

Descubrieron que las personas disfrutaban menos de una actividad de ocio cuando había comida alrededor, porque disminuye su compromiso con la experiencia.

Es decir, comer palomitas mientras vas al cine le quita -en tu cerebro- solemnidad a la película, y la miras como un ocio menor.

Por el contrario, los científicos dicen que un refrigerio -como una galleta de chocolate o unos dulces- pueden ser una forma útil de alegrar experiencias aburridas o dolorosas, como hacer cola en el banco.

Lo dulce vuelve más dulce un evento

Las doctoras Anne-Kathrin Klesse y Emily Garbinsky descubrieron que las empresas utilizan intencionalmente los alimentos para crear experiencias agradables para los clientes.

Por ejemplo, los parques de atracciones, los cines y las salas de conciertos ofrecen acompañamientos de comida para impulsar el disfrute de estas experiencias por parte de los clientes.

Sin embargo, esta investigación indica que esta estrategia en realidad puede ser contraproducente.

La razón de lo anterior es que, para sentir felicidad y bienestar, es necesario disfrutar plenamente de las experiencias.

La comida te distrae

La investigación de Klesse y Garbinsky indica que los factores externos pueden afectar negativamente el disfrute de las experiencias por parte de los consumidores.

En el texto de las expertas se resalta que es importante crear un entorno en el que los consumidores puedan participar plenamente para maximizar el disfrute de las experiencias, como escuchar un concierto.

“La presencia de comida es, por lo tanto, perjudicial, porque distrae a los consumidores que están invitados a imaginar lo que probarán a continuación, y esto en realidad disminuye su compromiso y disfrute de su experiencia”.

Así que, aunque ya es una tradición, comer palomitas puede evitar que disfrutes plenamente una película.

La comida ayuda en ciertos casos

Los resultados del estudio también sugieren que la presencia de alimentos puede aumentar el disfrute de las experiencias negativas.

Los académicos experimentaron pidiendo a los participantes que vieran imágenes desagradables y descubrieron que la comida mejoraba su disfrute de esta experiencia.

“Las empresas deberían presentar comida sabrosa en situaciones en las que los consumidores experimentan situaciones menos agradables, por ejemplo, mientras hacen cola, para que la experiencia no sea tan negativa”, dijeron las autoras.

El estudio

Las especialistas realizaron varios experimentos en diferentes tipos de eventos, en uno de ellos, que se llevó a cabo en un concierto, observaron cuánto distraían al público galletas de chocolate que se regalaban.

“Como esperábamos, los que escucharon la música en presencia de las galletas disfrutaron mucho menos de la música que los que escucharon en su ausencia”.

Los resultados de otro experimento, en los que las personas emprendieron una actividad artística y podían consumir galletas de chocolate gratis, se divirtieron menos que quienes no las tenían.

En un tercer experimento, a los estudiantes en un comedor se les trajeron budines antes de que hubieran terminado su plato principal.

Aquellos que pudieron ver sus postres disfrutaron menos de su comida principal que el grupo de control que no lo hizo, encontró la investigación.