logo-televisa-noticias
Noticias

Ciencia: Por qué no debes enjuagarte la boca después de cepillarte los dientes

Casi todos nos enjuagamos la boca con agua después de cepillarnos los dientes, pero los expertos advierten que eso es un error
cepillarte los dientes
(Foto: Pixabay)

Todos sabemos que tener una higiene dental sana es lo más recomendable para evitar las caries, y uno de los primeros pasos para tener una boca limpia es lavando nuestros dientes todos los días.

Pero, a pesar de ser un acto que realizamos cada vez que comemos, es muy probable que estemos cometiendo un error en uno de sus pasos.

Así es, varios especialistas coinciden en que no deberíamos enjuagarnos la boca después de cepillarnos los dientes, ¿por qué? A continuación lo explicamos.

cepillarte los dientes

(Foto: Pixabay)

La higiene bucal

Desde hace años, gracias a varias campañas de información, ya es común aceptar la importancia de la higiene bucal. Aun así, todavía existen problemas a la hora de saber la forma correcta de lavarse los dientes.

Hasta ahora, la mayoría de la información se ha centrado en la manera correcta de cepillar los dientes, así como en la importancia de usar hilo dental para tener dientes sanos.

Pero casi siempre se pasa un paso por algo, que la mayoría de las personas siguen en su proceso de limpieza de todos los días: enjuagarnos con agua la boca después del cepillado.

¿Por qué no es bueno enjuagarse la boca después de cepillarte los dientes?

Como comentamos líneas arriba, la gran mayoría de las personas en todo el mundo se enjuagan la boca con agua después del cepillado de los dientes.

Pero, de acuerdo con los expertos, no es la mejor idea para mantener una boca sana. ¿Por qué? La razón es muy sencilla y se vincula con los ingredientes de la pasta de dientes.

Lo explica muy bien el doctor Phil Stemmer, miembro del hospital dental Fresh Breath Center en Londres:

“Enjuagarse la boca elimina la capa protectora de flúor que deja la pasta de dientes sobre las piezas dentales. Esa película nos garantiza horas de protección adicional. De hecho, si tienes mucha sed es más recomendable que bebas agua antes de cepillarte los dientes para mantener esa película por más tiempo en tus dientes.”

En el mismo sentido se expresa el doctor Ogo Eze, especialista de Londres entrevistado por The Guardian:

“Recomendaría enjuagar la boca con agua a los niños, porque podrían acumular demasiado flúor en su cuerpo, lo que puede dañar sus dientes a la larga. Pero, en el caso de los adultos, es bueno dejar una película de pasta de dientes después del cepillado, pero con moderación, no expongas tus dientes a un enorme trozo de pasta de dientes.”

La importancia del flúor

Un tercer especialista, el Dr. Nigel Carter, director ejecutivo de la Oral Health Foundation del Reino Unido, también está a favor de evitar deshacernos de los “sobrantes” de pasta dental en la boca. Y la razón es, al igual que el doctor Stemmer, mantener el flúor de la pasta la mayor cantidad de tiempo en la boca.

“El flúor es el ingrediente más importante de la pasta de dientes. Ayuda enormemente a la salud bucal al fortalecer el esmalte dental, haciéndolo más resistente a las caries. También reduce la cantidad de ácido que producen las bacterias de los dientes.”

El doctor Carter sugiere que, en lugar de enjuagarnos, solo escupamos el exceso de pasta, y sigamos con nuestra vida. Justo por eso fue uno de los principales impulsores de la campaña “Escupir, no enjuagarse” (“Spit, Don’t Rinse”), que se pudo ver en el Reino Unido en el 2016.

Por tanto, para que los ingredientes activos de la pasta de dientes -principalmente el flúor– actúen de forma correcta es necesario dejarlos un tiempo considerable después de cepillarte los dientes, y no retirarlos de inmediato con el agua.

Logo Noticieros Televisa