logo-televisa-noticias
Noticias

Ciencia: Los primeros humanos de 130 años llegarán en este siglo

De acuerdo con especialistas la esperanza de vida máxima de los seres humanos aumentará en el siglo XXI, y veremos personas que vivirán hasta 130 años
130 años
(Foto: Pixabay)

Si existe una constante en la historia de la humanidad, salvo pequeños momentos, es que la esperanza de vida normalmente aumenta. Pero pocos podrían pensar en que llegará a los 130 años.

Pues, aunque no lo creas, los expertos piensan que todavía queda mucho camino por delante con respecto a los años que el ser humano puede seguir en este mundo.

De hecho, un nuevo trabajo de estadística señala que, en algún punto de este siglo, conoceremos a los primeros seres humanos registrados que alcanzarán los 130 años de vida.

A continuación te explicamos cómo llegaron a esas conclusiones.

(Foto: Pixabay)

¿Podemos vivir bien más de 100 años?

Por lo menos de manera oficial, la persona más longeva de la historia fue Jeanne Calment, una mujer francesa -fumadora casi toda su vida- que nació en 1875 y murió en 1997, cuando tenía 122 años.

En vida, Calment fue motivo de muchos estudios, buscando entender cómo pudo vivir tanto y con apenas problemas de salud mínimos.

Nunca se logró descubrir el secreto de su longevidad, aunque se cree que su estilo de vida ayudó mucho.

Jeanne Calment fue una mujer adinerada, vivía con lujos, tuvo muy poco estrés a lo largo de su vida y nunca salió de su pueblo natal.

Practicó esgrima hasta los ochenta, condujo bicicleta hasta los 100 años, fumó hasta los 117 años, y estuvo lúcida hasta los 118 años, fue hasta sus últimos dos años de vida que sus problemas de salud se acrecentaron y la llevaron a una muerte natural.

Ella sigue siendo un caso excepcional, pero es tomada como la prueba de que los seres humanos podemos vivir con una calidad de vida aceptable más allá de los 100 años.

 Vivir hasta los 130 años

Durante mucho tiempo se pensó que los 122 años de Calment eran el límite del cuerpo humano, pero en años recientes se reavivó el estudio de la longevidad, sobre todo porque varios millonarios, entre ellos Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, están gastando sus fortunas en financiar métodos de prolongar la vida humana y revertir el envejecimiento.

Esta semana se publicó un nuevo estudio en la revista Royal Society Open Science, que buscaba determinar si existía una edad límite para los seres humanos.

Los investigadores analizaron la esperanza de vida de más de 3,800 semi-supercentenarios italianos, es decir, personas que superaron los 105 años de edad, y más de 9,800 personas que alcanzaron la misma longevidad en Francia.

En sus conclusiones los científicos explican que, después de los 110 años, cuando la mayoría de las personas con genes deficientes y una salud terrible ya han muerto, las posibilidades de sobrevivir son aproximadamente del 50/50 y se tiene una posibilidad de 1 en un millón de llegar a los 130 años.

La longevidad seguirá aumentando

Pero lo anterior no es lo más interesante del estudio, sino que, conforme pasen los años, será más común conocer a personas similares a Jeanne Calment.

Los expertos creen que la esperanza de vida seguirá aumentando a lo largo del siglo XXI y, gracias a una mejor atención médica y un estilo de vida más saludable, tendremos a las primeras personas que lleguen a los 130 años antes de que acabe el siglo.

El Dr. Léo Belzile, el estadístico que dirigió el estudio, cree que, justo porque más personas estarán en posibilidad de llegar a los 100 años con pocos problemas de salud, será posible que alguien llegue al actual límite de 130 años de vida.

Por cierto, los especialistas no lograron encontrar un límite de edad del cuerpo humano, eso sí, descubrieron que a la edad de 108 años las probabilidades de morir de las personas comenzaron a estabilizarse, alcanzando el ya mencionado porcentaje de 50/50.

¿En un futuro todos llegaremos a los 130 años?

A pesar de que el actual límite potencial de vida del ser humano es de 130 años, es poco probable que en este siglo se vuelva en una edad que alcanzará la mayoría estadística de la población.

Al igual que en el caso de Jeanne Calment, será una edad sólo al alcance de personas adineradas, con la vida resuelta y pocas preocupaciones en su día a día. Así como la posibilidad, desde su juventud, de dedicar buena parte de su día al ejercicio y la buena alimentación.

En las conclusiones del estudio se puede leer:

“Un conocimiento empírico sólido de la mortalidad humana en edades extremas es importante como base para la investigación dirigida a encontrar una cura para el envejecimiento”.

Sostienen que su investigación será de ayuda para otros experimentos encaminados en aumentar la esperanza de vida, e incluso revertir el envejecimiento.

Eso sí, éste es un camino que apenas la ciencia está tomando, y tardará mucho en dar resultados.

Actualmente, el país con la esperanza de vida más alta del mundo es Japón, donde el promedio de las personas llega a los 84 años.

En México, la esperanza de vida ha aumentado considerablemente de acuerdo con el INEGI. En 1930 los mexicanos vivían en promedio 34 años; 40 años después, en 1970 este indicador se ubicó en 61 años; en 2000 fue de 74 y en 2020 es de 75 años.