logo-televisa-noticias
Noticias

Ciencia: ¿Cuánto y qué tipo de vino ayuda a reducir la presión arterial?

Un equipo científico estudió las propiedades del vino para reducir la presión arterial. A continuación te presentamos sus conclusiones.  
presión arterial vino
(Foto: Pixabay)

Desde hace años sabemos que, con moderación, el vino puede tener beneficios para la salud. Ahora sabemos que incluso ayuda a controlar la presión arterial.

De acuerdo con un estudio científico reciente, ahora sabemos que cierto tipo de vino, en dosis moderadas, nos beneficia.

A continuación te mostramos las conclusiones de una investigación realizada en Alemania e Irlanda del Norte.

presión arterial vino

(Foto: Pixabay)

Beber con moderación

De acuerdo con un nuevo estudio, financiado por la la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), es beneficioso para la presión arterial tomar tres copas de vino a lo largo de la semana.

Según la investigación realizada por expertos en Alemania e Irlanda del Norte, existe un vínculo entre el consumo de flavonoides -fitonutrientes que se encuentran en las plantas, frutas, té y el vino tinto-, y una presión arterial sana.

En su investigación, los expertos descubrieron que beber tres copas de tamaño estándar (125 ml) de vino tinto a la semana ayuda a reducir la presión arterial.

Según la AHA, el consumo de alcohol puede ser parte de una dieta saludable si se consume con moderación, es decir, no más de una copa al día para las mujeres y dos copas en el caso de los hombres.

Los flavonoides

Según el equipo de expertos, los flavonoides promueven la relajación de los músculos de nuestras arterias, lo que les permite ensancharse y, por lo tanto, mejorar el flujo sanguíneo. Lo que ayuda a controlar la presión arterial.

Al entrar en nuestro cuerpo, los flavonoides son degradados por los microorganismos presentes en nuestro intestino, conocidos como microbiota. Esto ayuda a la metabolización de los flavonoides para mejorar sus efectos cardioprotectores.

Eso sí, los expertos enfatizan que, si no se es un consumidor de alcohol, ésta no es una razón para comenzar a hacerlo, ya que se podría encontrar otra forma de consumir flavonoides.

El experimento

Se cree que la microbiota intestinal está relacionada con las enfermedades cardiovasculares, una de las principales causas de muerte en todo el mundo.

Justo por eso, los investigadores analizaron las variaciones en la microbiota intestinal, sobre todo con la ingesta de alimentos ricos en flavonoides.

Para el estudio, los expertos reclutaron a 904 adultos de entre 25 y 82 años de Alemania, evaluando la ingesta de alimentos de los participantes, su microbiota intestinal y sus niveles de presión arterial en exámenes de seguimiento regulares.

Los investigadores también recopilaron información sobre el estilo de vida de los participantes, incluido el sexo, la edad, el tabaquismo, el uso de medicamentos y la actividad física que realizaban, así como antecedentes familiares de enfermedad de las arterias coronarias y la cantidad de calorías y fibra consumidas al día.

Además de esto, se midió la altura y el peso de cada participante para calcular el índice de masa corporal (IMC).

Al final del estudio descubrieron que los participantes que tenían una mayor ingesta de alimentos ricos en flavonoides, incluido vino tinto, manzanas y bayas, tenían niveles más bajos de presión arterial sistólica, así como una mayor diversidad en su microbiota intestinal que aquellos que consumían niveles más bajos de flavonoides.

¿Qué reduce la presión arterial?

En las conclusiones del estudio, se establece que los flavonoides ayudan a mejorar la diversidad en la microbiota intestinal, lo que permite reducir la presión arterial sistólica.

Además de las tres copas de vino a la semana, también se logra un efecto similar comiendo 80 gramos de bayas al día.

Aunque, en este caso, consumir vino tinto de forma moderada demostró ser beneficioso, es importante recordar que, en exceso, produce muchas complicaciones de salud.