logo-televisa-noticias
Noticias

Así es cómo Ucrania usa la Inteligencia Artificial en la guerra

La guerra entre Rusia y Ucrania también pasa por la tecnología. Aquí te explicamos cómo Ucrania usa la Inteligencia Artificial para enfrentar a su rival.
Inteligencia Artificial
(Foto: Pixabay)

En plena guerra entre Rusia y Ucrania la tecnología ha jugado un papel fundamental. Prueba de ellos es el uso que Ucrania ha dado a la Inteligencia Artificial.

Y, aunque Rusia tiene de su lado el poder militar, a través del uso de tecnología menos costosa pero efectiva Ucrania busca emparejar la lucha.

De hecho, la manera en que Ucrania está usando la Inteligencia Artificial es bastante interesante, aunque también es polémica.

Inteligencia Artificial

Ucrania apuesta por el reconocimiento facial (Ilustración: Pixabay)

Inteligencia Artificial contra Rusia

Dede que inició la guerra entre Ucrania y Rusia se indicó que los rusos habían enviado a Ucrania comandos infiltrados que tenían como objetivo asesinar a ciertas figuras ucranianas.

También se filtró, desde medios ucranianos, que Rusia estaba haciendo uso de una campaña de fake news para intentar limitar el apoyo al gobierno ucraniano.

Curiosamente, la forma que han encontrado en Ucrania para combatir ambos tipos de ataques es por medio de la Inteligencia Artificial.

Gracias a una serie de algoritmos diseñados por la polémica compañía Clearview AI, Ucrania cuenta con un muy preciso software de reconocimiento facial.

Esta ha sido una de las armas más fascinantes, y menos conocidas, de los ucranianos en contra de Rusia.

El reconocimiento facial en la guerra

De manera oficial, Ucrania comenzó a usar el software de Clearview AI el fin de semana pasado.

Clearview AI anunció, vía Reuters, que entregó su software y realizó un entrenamiento con personal ucraniano completamente sin costo.

Aparentemente lo están usando en ciertos puntos de revisión repartidos en Ucrania, la idea principal de su uso es localizar infiltrados rusos.

También tendría el fin de ayudar a identificar más fácilmente a los muertos, sobre todo por ser más rápido que por medio de análisis de huellas dactilares.

Desde Clearview AI afirmaron que su software cuenta con dos mil millones de imágenes tomadas de redes sociales rusas, incluyendo la popular VKontakte.

Y aseguran que su Inteligencia Artificial está programada para usarse para:

“Reunir a refugiados separados de sus familias, identificar a agentes rusos y ayudar al gobierno a desacreditar fake news en las redes sociales.”

Aunque suena muy interesante, esta tecnología había sido prohibida en algunas partes de Europa, por atentar contra la privacidad de la sociedad civil.

Además, Clearwiew AI tiene abierta una investigación en Estados Unidos por robo de información -fotos- de millones de personas.

Usar la Inteligencia Artificial en la guerra puede ser peligroso

Desde que se confirmó el uso de Inteligencia Artificial para reconocimiento facial en Ucrania varios activistas se mostraron en desacuerdo.

Se sabe que Clearview AI tiene una enrome base de datos, 10,000,000 de imágenes de rostros, tomadas sin permiso de redes sociales.

El grupo de activistas STOP, compuesto de opositores al uso de tecnología de reconocimiento facial, aseguran que usar está tecnología puede ser peligroso.

Sobre todo porque sería difícil de pensar que el gobierno ucraniano deje de usar el software de Clearview incluso con el fin de la guerra:

“Una vez que introduces estos sistemas y las bases de datos asociadas a una zona de guerra, no tienes control sobre cómo se usará o si se usará para el mal”.

Además, aunque el gobierno y la empresa aseguran que su tecnología es muy fiable, los críticos creen que podría identificar erróneamente a las personas en los puntos de control, arruinando la vida de inocentes.

Se cree que Ucrania usará la Inteligencia Artificial de reconocimiento facial para distinguir blancos, y un error podría costar la vida de civiles o arrestos injustos.

Otros críticos creen que el uso de este software va en contra de la Convenciones de Ginebra, y los estándares legales para el trato humanitario.

Como sea, este tipo de tecnología podría terminar en manos de muchos cuerpos de seguridad alrededor del mundo, y eso no necesariamente es una buena noticia.