logo-televisa-noticias
Noticias

5 razones por las cuales no deberías comprar autos usados de aseguradoras

Los autos usados que venden las aseguradoras podrían resultar en una opción atractiva, pero por estas razones deberías de pensarlo dos veces
razones por las que no deberias comprar autos usados de aseguradora-2
Foto: Adobe Stock

Los autos usados que ofrecen las aseguradoras a precios accesibles podrían no ser la mejor de las opciones para comprar un auto debido a estas razones.

Si te encuentras en la búsqueda de comprar un auto, ya sea usado o de agencia, quizás te han aparecido ofertas sobre carros restaurados de aseguradoras que se venden por precios bastantes accesibles. Sin embargo, a pesar de que parezcan una buena oferta existe muchos riesgos al comprar este tipo de autos. en especial, a pesar de que has buscado ahorrar algún dinero cede ser que a la larga termines gastando más en composturas y facturas del mecánico debido a problemas `presentes en el vehículo. Te decimos 5 razones por las que deberías de pensar dos veces antes de comprar un auto de este tipo a las empresas aseguradoras.

Invertir más dinero

Al principio quizás te quieran convencer y señalar que se trata solo de la reparación de daños menores y que el resto del auto funciona de manera perfecta salvo unos detalles estéticos. No obstante, esto no siempre es cierto. ten en cuenta que al comprar un auto que alguna vez estuvo dañado o presentó fallas puede volver a hacerlo y tendrás que invertir después de tu propio dinero para reparar esos daños que vayan saliendo con el tiempo.

autos usados de aseguradora-2

Foto: Adobe Stock

Invertir tiempo

Igual que en el ejemplo pasado, comprar un auto que ya tuvo problemas es adquirir ese tipo de complicaciones. Ahora puede ser que presente fallas que se desconocían y tengas que acudir múltiples veces con el mecánico o la agencia. Además puede ser que presente otras dallas a largo plazo que te obliguen a tener que pagar costosas reparaciones o incluso tener que circularlo.

Fallos sin detectar

Existe una enorme posibilidad de que el auto presente fallos que no han sido detectados o que comprometan la propia estructura y seguridad del auto. Por ejemplo, tener las bolsas de aire reventadas o problemas en la tracción pueden ser elementos en los que no se detalle comúnmente, pero que al final podrían ser una situación que te ponga en riesgo debido a su malfuncionamiento. Lo mismo pasa si un auto fue reconstruido, ya que no tienes garantía alguna de que dichas reparaciones se realizaron de manera adecuada y si la calidad de las piezas es la original.

comprar autos usados de aseguradora-2

Foto: Adobe Stock

Problemas legales

Puede ser que además de problemas físicos, el auto acarrea problemas de papeles, documentación e incluso pago de impuestos. incluso, es común que estén reportados como robados o con señalamientos debido al tipo de accidentes que han provocado. Todos estos son asuntos que podrían meterte en un embrollo con las autoridades. Si bien tendrías una factura que te respalde, al ser el propietario del auto tendrás tu que hacerte responsable de resolver todo ese tipo de pápelo de la situación legal del auto.

Problemas con la garantía

Tanto por las reparaciones como en la misma compra del auto, adquirir un carro usado de aseguradora puede ser comprar un producto sin garantía. Al momento de adquirirlo a compañías grandes o agencias especializadas ofrecen garantías en caso de que haya problemas mecánicos con el vehículo, incluso, muchas veces su propia cobertura del seguro. En cambio, los de aseguradora pueden ser un riesgo en el futuro.

Logo Noticieros Televisa