Notas

Patricia

Fecha: 2019/07/26

Fuente: Telemundo

Patricia.Betty-en-NY

Sylvia Sáenz

Colombiana de nacimiento. Llegó a Estados Unidos, con sus adinerados padres cuando era tan sólo una adolescente, y desde entonces, es la mejor amiga de Marcela, a quien conoció en la preparatoria. Alcanzó a estudiar cinco semestres de finanzas en la DUI (Delaware University of Intellectuals) antes de lograr el único propósito por el que se inscribió en la universidad: un marido.

Luego de un corto noviazgo de 4 meses, Patricia “cazó” a su profesor de negocios e inversionista de Wall Street, Mauricio Goldberg, pensando que había alcanzado el cielo con las manos. Pero para su desgracia, cansado de su inmadurez y sus exigencias, Mauricio decidió ponerle punto final a su relación; y como firmaron bienes separados al casarse, Patricia no se quedó con mucho. Su ex, cansado de sus quejas y lloriqueos, y consciente de su ineptitud e incapacidad para sobrevivir por sí sola, le dejó su pequeño estudio de soltero en el Upper West Side de Manhattan y uno de los carros, que Patricia atesora como memoria de sus tiempos gloriosos. No conoce el valor del dinero, ni el significado del trabajo duro y el esfuerzo.

Todo en la vida lo ha solucionado gracias a su belleza. Es muy atractiva, elegante y manipuladora. Cree que su origen la hace superior al resto, y aprovecha toda oportunidad, para humillar a los demás con su posición privilegiada. Pero el divorcio y la quiebra económica de su padre, la han dejado en la ruina, y por primera vez, debe afrontar el difícil reto de mantenerse sola. Así que decidida a no recortar su presupuesto de gastos, sus tarjetas, el salón de belleza, el mantenimiento de su depa y su carro último modelo, se ve obligada a aceptar el trabajo de secretaria de Armando, asegurándose a sí misma que será temporal… mientras consigue otro marido que la mantenga.

Patricia es orgullosa, pedante, burlona y antipática; ve a los hombres como una cuenta bancaria y sólo le interesa su propio bienestar. Es superficial, materialista y descarada. Pero su arrogancia sólo le hará daño a sí misma, ya que, al cruzar cualquier límite para guardar las apariencias, sufrirá los desplantes de los hombres y, a las malas, tendrá que aprender humildad.

PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD

CLIPS Y ENTREVISTAS

Te puede interesar