El ave fue captada en Yves Adams.

Instagram @yves_adams

Uno en un millón: Fotografiaron a un inusual pingüino amarillo nunca antes visto

facebook

twitter

whatsapp

Email

El fotógrafo Yves Adams logró captar a un particular pingüino amarillo durante una expedición a las Islas Georgias del Sur

La naturaleza no deja de sorprendernos. El año pasado fue una anaconda de 7 metros que tuvo de frente a un buzo , ahora te presentamos un pingüino amarillo nunca antes visto.

En diciembre de 2019, Yves Adams estaba en las islas Georgias del Sur, en medio de una expedición fotográfica de dos meses con Quark Expeditions, empresa que hace viajes al Polo Sur.

Para sorpresa del fotógrafo de 43 años, en este rincón de la Antártida descubrió al raro ejemplar de pingüino rey. Y no sólo el avistamiento, sino que para su fortuna, el pingüino fue justo a donde estaba la expedición.

El expedicionista belga estaba desempacando su equipo de seguridad y la comida, cuando vio al ave sobresaliendo entre sus iguales monocromáticos, así que rápido tomó su cámara para capturarlo.

En su Instagram, Yves subió las fotos junto con el siguiente mensaje: "¡Ganar la lotería de la naturaleza al ver al pingüino rey más hermoso y poder fotografiarlo! Mientras desempacaba nuestros botes de goma simplemente después de aterrizar en una playa remota en la isla de Georgia del Sur, este leucista pingüino rey caminó directamente en nuestra dirección en medio de un caos lleno de elefantes marinos y lobos marinos antárticos, y miles de otros pingüinos rey. . ¡Qué afortunado soy!".

Adams agregó que "la prensa retomó estas fotos, y el teléfono no ha dejado de sonar desde entonces ... ¡Parece que necesitamos desesperadamente noticias amarillas suaves!" y agradeció por los mensajes que le han hecho llegar.

El fotógrafo explicó al portal LadBible que “Este es un pingüino leucista (a diferencia del albinismo, el leucismo en animales se caracteriza por un gen recesivo que les da un color crema al plumaje, pero mantendrían el color de sus ojos). Sus células ya no crean melanina, por lo que sus plumas negras se vuelven de este color amarillo”.

“Ciertamente valió la pena, incluso antes de que viéramos a este pingüino amarillo. Fue impresionante ver a miles de estas aves en una roca en medio de este enorme y salvaje océano”, concluyó el fotógrafo.