Lecciones que aprendes siendo el hermano mayor

No importa si eres como Axl, Sue o Brick, todos debemos recordar estas enseñanzas de los brothers de The Middle.

logo

Fuente: Recreo Viral

 

Ser el hermano mayor siempre es una gran responsabilidad, es por ello que debes recordar estas 7 lecciones que seguramente aprendiste de la manera más dura cuando eras pequeño.

Publicidad

 

Locaciones emblemáticas de las series de TV

 

Publicidad

Consejos para hacer feliz a toda la familia

 

No importa si fuiste como Axl o como Sue, siempre estuviste (o estarás) ahí para los más jóvenes de tu familia. Es probable que tu hermano pequeño, a menos que sea como Brick, te busque y te pida ayuda o un consejo, o incluso tu ropa.

 

Siendo el mayor, debiste haber aprendido por lo menos estas 7 lecciones de una forma muy singular. Los chicos de Recreo Viral te las comparten:

 

Publicidad

1. Hacerte responsable de actos que no eran tuyos


 

Incluso cuando tu hermano menor era el culpable de una travesura, o cuando él comenzó la pelea, ante los ojos de tus padres eso no importaba; tú eras el culpable. Era tan frustrante? pues como primogénito la vida no siempre fue justa.

 

Publicidad

2. Aprendiste a anteponer lo importante


 

Eras esa persona en la que tus padres confiaban para dejar salir a tus hermanos a fiestas e incluso a viajes escolares. Fuiste quien ayudó a tus hermanos pequeños cuando rompieron un vaso y se cortaron, o convenciste a tus padres de que la familia necesitaba un cachorro, todo porque tus hermanitos así lo deseaban.

 

Publicidad

3. Formaste parte de la confianza que hoy existe en tu familia


 

Aunque tus hermanos menores siempre creyeron que tus permisos fueron injustos, hoy eres tú quien les das esa confianza más clara del cómo ser un buen adulto.

 

Publicidad

4. Aprendiste a ser el apoyo de los demás


 

Fuiste el primero en guardar un secreto o fuiste el primero en darles a los menores un consejo importante. Lo más difícil de esto fue mantenerla, aprender a generar confianza y a ser el apoyo de los demás es algo complicado.

 

Publicidad

5. Aprendiste a distinguir los verdaderos problemas


 

Fueron incontables las batallas por los cargadores perdidos, la ropa robada o las comidas que se llevó a su boca, sabiendo que eran tuyas. Con el tiempo aprendiste lo que era el mundo real, fuiste creciendo y entendiste que las pequeñas cosas como éstas comienzan a importar menos.

 

Publicidad

6. Te diste cuenta de lo que realmente eres capaz


 

Los hermanos mayores nunca reciben el crédito que merecen. Fueron los primeros en poner a prueba las habilidades de crianza de sus padres, y fueron los primeros en mostrarle el mundo a los hermanos menores.

 

Publicidad

7. Ahora sabes que siempre estarás ahí


 

Los recuerdos familiares jamás se desvanecerán. Podrás caminar alrededor de todo el mundo, pero siempre tendrás la confianza de que no perderás de vista en lo que te has convertido, porque tus hermanos menores siempre estarán ahí para recordarlos.

 

Publicidad

Visita el sitio oficial de The Middle