Reglas de combate de Spartacus

Conoce los lineamientos a los que se apegaban los gladiadores en la Antigua Roma. ¿Podrás con ellos?

logo

Aunque algunos dicen que las reglas se hicieron para romperse, la verdad es que todo juego o actividad deportiva debe contar con lineamientos a seguirse para una buena competencia y desarrollo de la misma. Desde una simple cascarita con tus cuates de la cuadra hasta una justa mundialista profesional.

 

Los juegos en la arena de la Antigua Roma no son la excepción, así que a continuación te presentamos las cinco principales reglas de combate:

Publicidad

 

  • La mayoría de los combates, si no todos, eran supervisados por el Summa Rudis. Lo que ahora conocemos como árbitro, aquel que se lleva todos los recordatorios a su santa madre.

 

  • El gladiador derrotado podía pedir la sumisión, si esta sumisión era aprobada por el munerarius, el contendiente podía salir de la arena sin más daño. El munerarius es al que actualmente se le identifica como promotor, el que pone el dinero pues.

 

Publicidad
  • Si un gladiador caía al suelo por accidente, se le permitía volver a levantarse, recoger su equipo y reanudar el combate. Por aquello de que se le hayan desabrochado la sandalias o tropezado con una piedra en el camino.

 

  • La autoridad indicaba con la posición de su dedo índice el destino del gladiador vencido en el combate. Hacia el cielo, el derrotado conservaba su vida, hacia la yugular, el derrotado era ejecutado. Dedo índice eh, el pulgar arriba para darle like aún no era válido en la Antigua Roma.

 

  • El dedo índice señalando a la yugular indicaba la ejecución del gladiador vencido, introduciéndole la espada por el cuello en dirección al corazón. Aquella que hasta la fecha seguimos haciendo cuando nos sentimos muertos o fatigados ¿Apoco no?

 
Estas son algunas de las reglas que se tenían en los combates de la Antigua Roma, las cuales tenemos que tener presentes por si algún día regresa o se pone de moda eso de ser gladiador. No te pierdas Spartacus de lunes a jueves.


Visita el sitio oficial de Spartacus