¿Tienes una relación tóxica con tus padres?

Para que no sufras como Malcolm con Lois y Hal, aquí te dejamos 10 señales que indican que son una mala influencia para ti.

logo

Fuente: Upsocl

 

No todas las relaciones entre padres e hijos son buenas. Así como algunos hijos no tienen mayores problemas con sus progenitores, hay otros que viven una total desconexión con ellos.

Publicidad

 

10 teorías sobre el fenómeno llamado 'amor'

 

Publicidad

Cómo envejecer y no morir en el intento

 

No hablamos de papás que de vez en cuando discuten con sus pequeños o que les ponen reglas necesarias a los adolescentes. Nos referimos a los que no son capaces de cuidar de sus hijos en términos emocionales.

 

Si crees que Lois y Hal de Malcolm in the Middle son una pesadilla, seguro no conociste a este tipo de papás que viven centrados en sí mismos y no comprenden la importancia de las necesidades de sus vástagos.

 

Publicidad

A continuación te presentamos algunos signos que indican que la relación con tus padres es menos saludable de lo que debería ser:.

 

1. Te hacen dudar de ti y de tus habilidades todo el tiempo

 

Puede que los comentarios que te dicen no sean evidentes, pero gran parte del tiempo te preguntan si estás seguro de lo que estás haciendo. Te convencen que no eres capaz de tomar tus propias decisiones y que es mejor preguntar.

 

Publicidad

2. No reconocen tu necesidad de tener límites y espacios propios

 

Puede que siempre quieran ver el historial de tus conversaciones, invadir tus espacios o insistir en que le digas absolutamente todo. Lo harán bajo la premisa de que es por tu propio bien, pero lentamente te harán sentir que no hay nada que sea completamente tuyo.

 

3. La comunicación es poco efectiva

 

Publicidad

Puede que digan que están bien y que no les pasa nada pero no es la verdad. Sus gestos los delatan. Te dejarán con la responsabilidad de preguntar y hacerlos sentir mejor, porque si no lo haces, serás culpable de ignorar sus sentimientos.

 

4. Te hacen sentir culpable todo el tiempo

 

Por lo que dices y por lo que haces. Por lo que dejas de hacer y por tus decisiones. Es otra forma de controlarte y evitar que te liberes de su influencia negativa.

 

Publicidad

5. Se niegan a cuidar de ti

 

Esto sucede cuando alguno de tus padres se niega a cuidar de ti, no te escuchan, no te dan espacio para crecer o simplemente no toman su rol como padres puede que estés en una relación tóxica.

 

6. Pero tampoco te permiten crecer

 

Publicidad

Crecer implicaría que tú podrías cuidar de ti mismo y los padres tóxicos en general prefieren mantener a sus hijos cerca. Tú eres su fuente de validación, después de todo.

 

7. Sus problemas son siempre más importantes que los tuyos

 

No te permiten quejarte de nada, simplemente porque sienten que tus problemas con muy sencillos en comparación a los de ellos. Todo tiene que ver con un reproche silencioso que indica que es injusto que tú seas tomado en cuenta por sobre ellos. Habla de un ego patológico.

 

Publicidad

8. Y sus sentimientos también

 

Nadie lo ha pasado peor que tu mamá o papá, por lo que sería mejor que no te quejes. Siempre compararán sus momentos negativos con los tuyos para demostrarte que no tiene caso que reclames. Se niegan a que tu calidad de vida mejore simplemente porque la de ellos es peor.

 

9. Constantemente te hacen sentir que no eres bueno ni talentoso

 

Publicidad

Muchas veces los padres también dirán que tienen un sentido del humor demasiado oscuro como para que lo entiendas cuando, la verdad, es que se están expresando de forma negativa sobre tus capacidades. Una cosa es que te digan que realmente no deberías ir a un programa de talentos en televisión y otra es que te digan que no sirves para nada.

 

10. Aún les tienes un poco de temor

 

Puede que ya estés grande, pero comunicarles alguna decisión importante, especialmente si la tomaste sin su guía, te hace temer. En el fondo sigues queriendo complacerlos un poco, incluso si comprendes que no es algo sano.

 

Publicidad

No te preocupes, una relación tóxica no es el fin del mundo. La terapia o hablar del tema con un profesional pueden generar cambios muy positivos. También puedes poner distancia y volver a tus padres cuando seas un poco mayor. No pierdas la esperanza.

 

Visita el sitio oficial de Malcolm in the Middle