Castigos más populares de la infancia

Malcolm in the Middle te presenta los correctivos más populares que todos vivimos cuando éramos chiquitos.

logo

Fuente: De 10

 

Cuando eres niño y haces algo indebido, lo más probable es que recibas un regaño o un castigo por parte de tus padres o de tus profesores, dependiendo en dónde hayas cometido la falta.

Publicidad

 

Algunas sanciones son leves y otras se pasan de manchadas, es por eso que a continuación los chicos de Malcolm in the Middle te presentan los castigos más populares que todos vivimos en nuestra infancia.

 

Publicidad

1.- Reglazo. La reacción más desesperada de los profesores, directamente al castigo físico. Si tenías suerte el reglazo era en la palma de la mano, pero si no, te tocaba la segunda versión, cuando el profesor pedía que juntaras las yemas de los dedos.

 

2.- Las orejas de burro. Uno de los más famosos, y es que se utilizaba cuando uno de los alumnos reprobaba o no sabía lo que el maestro le preguntaba. A pesar de que el grado de crueldad era medio, este castigo ponía al alumno en ridículo.

 

3.- El borrador. De repente y sin más, se veía como un borrador salía disparado hasta donde estuvieras, y si el profesor tenía buena puntería, cuidado porque podrías terminar con el borrador embarrado en la cabeza.

 

Publicidad

4.- Libros. Se aplicaba cada que a los profesores se les ocurría, pues no existía una falta específica para merecerlo. Este castigo físico consistía en colocar al niño de rodillas en el patio, bajo los rayos del sol y sujetando libros como si fueran pesas.

 

5.- Contra la pared. Se utilizaba, comúnmente, para separar a alguien del resto del grupo. Su grado de crueldad era medio, ya que se buscaba humillar al castigado al colocarlo de espaldas a todos los demás.

 

6.- Jalones. Ya fueran de orejas, cabello o patillas, este tipo de castigo se utilizaba cuando de plano habías sacado al profesor de sus casillas, con tu mal comportamiento o tu pico sin cerrar. Uno de los más dolorosos.

 

Publicidad

7.- A correr. Y qué decir de las vueltas corriendo por el patio de la escuela, en realidad no era un castigo tan cruel, pero sí era muy cansado, sobre todo si tenías la fortuna de asistir a un colegio con un patio enorme.

 

8.- Anillos. Si no te estabas quieto o seguías hablando sin parar, tal vez tu profesor llegaba justo detrás de ti con sus bellos anillos, pero no solo para presumirlos, si no para darte un buen coscorrón con ellos.

 

9.- Sin recreo. Este castigo se utilizaba generalmente cuando uno de los alumnos no se portaba bien, y consistía simplemente en no dejarle salir al recreo con el resto de sus compañeros, dejando al castigado solo en el aula y sin diversión.

 

Publicidad

10.- Repetir 100 veces. A pesar de ser uno de los más populares hasta la fecha, este castigo se utilizaba anteriormente para hacer que los niños aprendieran cierta lección. Uno de los favoritos de los profesores y de los más aburridos para los alumnos.

 

¿Qué castigo odiabas que te pusieran en la escuela? Compártenos tu opinión y no te pierdas Malcolm in the Middle de lunes a jueves en punto de las 5 pm sólo por Canal 5.

 

Visita el sitio oficial de Malcolm in the Middle