Convertirse en padres ¿engorda?

A continuación te damos cinco motivos por los que tener familia grande, como en Malcolm in the Middle, es malo para tu figura.

logo

Fuente: Ni blog Ni bloga

 

¿Te has dado cuenta que tus padres están un poco rellenos? ¡Es tu culpa! Un estudio encontró que los padres comen más grasas saturadas que las personas sin hijos.

Publicidad

 

No sabemos cómo le hacen Hal y Lois para estar delgados con cinco hijos, quizás los corajes que hacen en Malcolm in the Middle tengan algo que ver.

 

Publicidad

¿Quieres saber por qué tener hijos engorda? Por los siguientes motivos:

 

1. Los kilos se pegan: En el caso de las mujeres nos referimos a los kilos que quedan del embarazo, sumado a los antojos que éste provoca y de los cuales también son víctimas los hombres.

 

2. La flojera acecha: Ese bebe 'rosadito' llena tanto tu existencia que te da igual todo lo demás, en especial tu apariencia. Como te da igual todo, no te preocupa tu físico en absoluto.

 

Publicidad

3. No hay tiempo para deporte: Al dividir tu existencia entre el trabajo y la casa, el tiempo se convierte en oro. No encuentras ni una hora libre para andar, correr o ir al gimnasio.

 

4. La dieta desaparece:  Te comes los restos de su comida: hamburguesas, sándwiches, pizzas o lo que sea, ¡te los comes tú!. Es feo tirar comida...

 

5. Siempre hay dulces en casa: Todas esas cosas que antes no comprabas porque engordabas, ahora las tienes que comprar y claro, nadie se resiste a un puñado de 'gusanitos'.

 

Publicidad

Ahí lo tienes, si quieres conservar el cuerpazo entonces no tengas tantos hijos como Lois en Malcolm in the Middle.

 

Visita el sitio oficial de Malcolm in the Middle