Los peores métodos de tortura

Después de leer estos castigos medievales, desearás que Drácula te agarre a chupetones cualquier día.

logo

Fuente: tops10.loquenosabias

 

No hay peor tortura que perderte las series de Canal 5 o escuchar la música que ponen en el trasporte público, a menos que hayas vivido en 1800? ¡esos sí que estaban locos con sus castigos!

Publicidad

 

Checa a continuación los siguientes métodos de 'trolleo' físico intenso, después de leerlos pedirás a gritos que Drácula venga a darte unas mordidas querendonas:

 

Publicidad

1.- Desgarrador de Senos: Con forma de tenaza acabado en cuatro afiladas puntas, utilizado durante el Imperio Romano y posteriormente por la Inquisición en Europa. La tortura consistía en aplicar las cuatro puntas al rojo vivo o frías sobre los senos, desgarrándolos.

 

2.- Tortura del Agua: Se ataba a la víctima y se le tapaba la boca con trapos para que no pudiese vomitar, por medio de unos tubos se le introducía por los conductos nasales agua hasta que su estómago explotara.

 

Publicidad

3.- La Cuña: Sentaban a la víctima sobre una cuña de metal extremadamente afilada, le ataban peso en las extremidades hasta que moría desangrado o cercenado por la mitad.

 

4.- Descuartizado por Caballos: Se ataba una cuerda a cada extremidad del prisionero y el otro extremo a un caballo, así se obligaba a los equinos a estirar con fuerza a la víctima hasta que sus miembros eran arrancados.

 

Publicidad

5.- La Doncella de Hierro: Un sarcófago con un interior lleno de clavos estratégicamente colocados en el abdomen, hombros y lo más espeluznante de todos, los ojos.

 

Y luego dicen que los 'chupasangre' son los mala onda, a veces el ser humano se pasa de gandalla, caray.

 

Visita el sitio oficial de Drácula

Publicidad