Se conocieron hace más de 10 años en un viaje a Acapulco por amigos en común, se dejaron de ver y Jessica se casó y después se divorció. Se reencuentra con Adrián, estando divorciada y soltera, en un antro donde él actualmente trabaja. Empezaron a platicar sobre la historia de cada uno y después de varias veces en las que Jessica visitó el lugar de trabajo de Adrián, este la invitó a salir y fue así como todo comenzó. Para Jessica, Adrián es un sueño. Después de su divorcio creyó que ya se le “iba el tren” y no iba a poder tener otra oportunidad en el amor, sin embargo, Adrián llegó a su vida para hacerle creer en el amor una vez más, y aunque son completamente diferentes, han encontrado la manera de hacer que la relación funcione y luchar hombro a hombro. Actualmente viven juntos y el 3 de marzo se comprometieron.