Su primer encuentro se dio en una discoteca en Miami, sin embargo, Ana no estaba totalmente sobria y Jorge decidió no acercarse. Unos meses más tarde, se encontraron en la misma discoteca, en esta ocasión Jorge la invitó a bailar, poco a poco fueron entraron en confianza. Ana tuvo que irse sin avisarle a Jorge, pero éste fue más inteligente y le dejó su número con una amiga de Ana; al día siguiente la amiga le comparte el número de Jorge a Ana, y ella sin estar muy segura pero confiando en lo bien que se había portado la noche anterior, le habló. Es ahí donde todo comenzó; dos años más tarde se comprometieron, y actualmente viven juntos en Miami.