Televisa

Thaily Amezcua ayudó al Borrego Nava en la última prueba del capítulo

facebook

twitter

whatsapp

Email

La competencia no evitó que la entrenadora le tendiera la mano a su rival en la prueba que definía quién ganaba.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El tercer capítulo de El Inframundo tuvo 5 nuevos participantes, muy diferentes entre sí, lo que le dio variedad a la dinámica. En esta ocasión tuvimos al comunicador Chano Jurado, la actriz y conductora fitness Thaily Amezcua, el comediante famoso Borrego Nava, DJ La Chávez (Rosmiry Linares) y Alberto Carranza, diseñador gráfico.

En la Casa de la Tierra empezaron las penitencias. Ahí le dieron toques a todos los participantes, en esta prueba no iban a ser eliminados, quien ganara se llevaría un beneficio. Como nadie desistió, volvieron a competir, pero ahora el castigo se fue a las rodillas, pues tenían que prender velas apoyándose en esta parte de las piernas. ¡Ganó “La Chávez”!

Siguió la Casa de las Fieras, donde debían atravesar con los ojos vendados una tumba que estaba llena de criaturas, como pitones, ratas, sapos, para encontrar las piezas de un rompecabezas que posteriormente debían armar. Beto fue el primer eliminado al tener el peor tiempo.

La Casa de fuego se “jugó” en parejas, Chano y la Chávez hicieron equipo, mientras que el Borrego y Thaily fueron la mancuerna ganadora. Los pares estaban espalda contra espalda, uno con los ojos vendados, el que veía le pasaba un átomo de fuego al otro, por lo que tenían que comunicarse para llevar los objetos incandescentes de un sitio a otro. Chávez compitió contra Chano para ver quién avanzaba a la semifinal. Al principio el comunicador llevaba la delantera, pero luego ella retomó el paso y eliminó a su rival.

En la Casa de los Murciélagos tocó preparar una bebida que era receta de Estefanía Ahumada. Los tres participantes tenían que meterse larvas a la boca, exprimirlas para sacarles el jugo y con el líquido de su interior llenar un caballito hasta donde señalaba una marca, para después beberlo. Chávez decidió tomar su ventaja de tener una larva exprimida en su caballito, pero no fue suficiente para seguir adelante. Nava lo hizo como si nada, pero al terminar le dio nauseas el sabor que quedó en su boca. Thaily superó un miedo con esta prueba.

En la Casa de Hielo compitió el comediante contra la fitness. Al comediante le dio ansiedad estar acostado encadenado dentro de una jaula llena de agua helada, buscando las llaves para abrir los candados. Thaily lo hizo de manera que no se veía complicado, mientras que su rival tuvo complicaciones, y ella decidió ayudarlo a abrir el último candado cuando vio que tenía problemas, porque sabía que el Borrego nunca se iba a rendir. Este acto deportivo conmovió al Rasta y así terminó la noche.