Pasos sencillos para salir de la quiebra

Sigue estos tres consejos financieros y así evitarás terminar como Max y Caroline, las 2 Broke Girls.

logo

Fuente: Cuánto Vale un Euro

 

Si te hablan de quiebra, ¿qué pasa por tu cabeza? Te puede parecer un término muy alejado de tu realidad, pero seguro que si te hablan de "no llegar a fin de mes" captas el concepto sin problemas.

Publicidad

 

El concepto es sencillo: identificar que los pagos que tienes que afrontar son mayores a los ingresos que generas mes a mes, de ser caso contrario no vas a llegar a la quincena. Eso es la quiebra económica para nosotros los mortales.

 

Publicidad

Conoce a los 8 enemigos de la amistad

 

Cinco tips para conservar a tus amistades

 

Al igual que las empresas, tus finanzas personales al ser mal manejadas pueden derivar en un problema que se resuelve usando el sentido común. La mejor forma de evitar la quiebra es la planificación.

 

Publicidad

Para ayudarte a evitar una crisis financiera personal, las chavas de 2 Broke Girls guían tu camino estos tres pasos para salir de la quiebra:

 

1. Conoce cuáles son las razones que te han llevado a estar donde estás: es difícil solucionar un problema si no sabes qué lo genera. Has de conocer cuáles son tus ingresos y cuáles son los pagos que tienes que realizar mes a mes.

Una vez conocidos los pagos, sepáralos en tres grupos diferenciando entre A) los gastos corrientes (comida, luz, agua, teléfono, ADSL, TV digital, gas, comunidad de propietarios, colegios, etc), B) los pagos de préstamos o créditos (la hipoteca, el coche, la tarjeta de crédito) y C) otros pagos (ropa, tabaco, ir al cine, salir a cenar,..) Actuarás de forma diferente en función de sobre qué grupo estemos trabajando.

 

Publicidad

2. Actúa diferente con cada uno de los grupos: del grupo A revisa de qué puedes prescindir o qué puedes reducir. Del grupo B revisa las condiciones: cuál es la cuota de cada pago, cuántas cuotas nos faltan para terminar el pago, qué tipo de interés te están aplicando. Si tenemos cuotas pendientes altas y con un alto tipo de interés son las que primero habremos de liquidar. En el grupo C revisa si realmente "necesitas" lo  que estás comprando.

3. Actúa de forma inmediata: no dejes que pase un día entre el momento en que sabes qué hacer y el momento en que lo haces. Cuánto más tiempo pase, menos dejas de gastar, más gasto tienes. Es decir, no pienses que lo tienes que hacer y hazlo. Lo más importante es tu actitud, cuánto más positiva sea tu actitud, más cerca estás de salir del bache.

De nada sirve protestar ni llorar. A menos que quieras terminar como las 2 Chicas en Quiebra, te recomendamos que "metas la tijera" para recortar todo lo que realmente no necesitas gastar y así mejorar tu bolsillo.

 

Publicidad

Visita el sitio oficial de Canal 5