10 pretextos ridículos para quedarte en casa

Rob Dyrdek te presenta los diez pretextos más absurdos para faltar al trabajo o a la escuela. ¡Pon mucha atención!

logo

Fuente: GQ

 

Todos nos hemos querido tomar un día de descanso: llamar al jefe, inventar algún pretexto y quedarnos en casa viendo series en pijama. Pero no sirve cualquier excusa: es posible que al cuarto infarto de tu padre tu jefe comience a sospechar que todo lo has inventado.

Publicidad

 

Así que hay que ser creativo a la hora de querer conseguir un día de descanso, es por eso que a continuación Rob Dyrdek te presenta los diez pretextos más Ridículos para faltar al trabajo o a la escuela, esos que por ningún motivo debes de poner en práctica.

 

Publicidad

1.- ¡Las piernas no me llegan al suelo! ¡No puedo caminar!

 

2.- Hoy me siento especialmente creativo e inteligente: no voy a desperdiciarlo trabajando.

 

3.- Perdí la puerta de mi casa y no puedo salir.

 

Publicidad

4.- Anoche engordé treinta kilos y no me entran los pantalones. Estoy desnudo, comiendo cacahuetes. Me doy asco a mí mismo.

 

5.- Señor director, está usted confundido: puede que sea lunes, pero son las nueve de la noche, no de la mañana.

 

6.- Mi religión me prohíbe trabajar varios días al año, los cuales se deciden al azar. Nuestro sumo sacerdote nos envía un correo electrónico la noche antes, para avisarnos.

 

Publicidad

7.- No cabíamos todos en el metro.

 

8.- Mi perro se comió la tarea.

 

9.- Mis diecisiete tíos viajaban en una furgoneta que se cayó por un barranco y están falleciendo paulatinamente.

 

Publicidad

10.- Me he muerto y al día siguiente hay que explicar que "fui tan bueno en mi otra vida que me he reencarnado en yo mismo".

 

¿Cuál es el pretexto más absurdo que has inventado para quedarte en casa? Compártelo con nosotros y no te pierdas Ridículos de lunes a jueves en punto de las 4 pm sólo por Canal 5.

 

Visita el sitio oficial de Canal 5