Conoce los videojuegos de la semana

Un Increíble fin de bloques y estambre

logo

Hay juegos que, por su pequeño presupuesto, pasan desapercibidos. Otros que, ante la idea recurrente de que los títulos basados en películas no funcionan, no llaman tanto la atención. Por eso hemos decidido rescatar dos proyectos que tienen todo para llamar la atención y, por supuesto, entretener. Se trata de Unravel 2 y Lego: The Incredibles.


La fórmula de los juegos de Lego ha sido la misma desde hace más de una década. Aprovechar el entorno de construcción y los personajes en diseño específico para dotar a los títulos de un humor peculiar. Y, de ahí, a construir. La esencia en Lego: The Incredibles se mantiene, aunque con algunos aspectos que llaman la atención.

Publicidad


En primer lugar, al no ser Los Increíbles una franquicia llena de personajes, sus principales protagonistas jugables tienen versiones diferentes no muy distintas entre sí. Pero cuyas habilidades deben de combinarse para poder sortear acertijos y situaciones variadas. Si has jugado otros títulos de esta serie, sabrás que estamos ante una jugabilidad clásica que, bien llevada, tiene mucho potencial.


En segunda instancia, el juego tiene pocos niveles. Los primeros de la segunda cinta, los demás basados en la primera. Este orden se entiende dado el interés de ganar la atención del público con la nueva película de la franquicia. Y, por supuesto, es un fórmula que funciona. Si tienes niños en casa o amas los clásicos de Lego en videojuegos, no hay pierde. Si no eres muy fan, puede que no lo disfrutes tanto. Eso sí, atento a la presencia de otros personajes de Pixar.


Unravel no es precisamente un juego muy popular. Pero es uno más que cumplidor y que nos muestra que un titán como Electronic Arts puede apostarle a juegos pequeños, pero emotivos. Yarny, en esta secuela, se ha encontrado con un compañero. Así, nuestro amigo de estambre debe de pasar por un juego de plataforma donde la interacción con el entorno es crucial para seguir adelante.

Publicidad


Un personaje personalizable, pero además menos tímido que en el pasado, es lo que podemos encontrar en esta nueva entrega. A eso hay que sumar que tenemos un trasfondo en el que debemos guiar a dos muchachos para mantenerse a salvo. Además, podemos encontrarnos con la oportunidad de compartir el juego.


Es un título, además, que no se separa gran cosa de su predecesor y que podría pecar de modesto en ciertos aspectos. Pero su jugabilidad es sólida, así como su concepto. Si lo que quieres es disfrutar de un juego bien hecho y entrañable, es una buena opción. Además, no es uno particularmente costoso.