¡Así está Deadpool 2!

Prepárate para la película más cool de Marvel

logo

Las cintas de Súper Héroes son una industria por sí misma dentro del negocio del cine. A veces, como diría James Cameron, podrían esperar que nos aburramos de ver a hombres y mujeres con mallas una, y otra, y otra vez. Sin embargo, se pueden hacer movimientos para alcanzar públicos nuevos. Luego de fallar de forma épica al retratar el personaje en X-Men Origins: Wolverine, Ryan Reynolds y la Fox le dieron un segundo respiro al concepto. Con ello construyeron Deadpool.


Se trata, ni más ni menos, que la cinta clasificada para audiencias maduras que más dinero generó en la historia. Y un hit que llevó a la productora a redirigir a otros públicos sus filmes de súper héroes. Gracias a Deadpool la última cinta de Wolverine, Logan, tiene ese tono adulto (que le valió una nominación al Oscar para sus guionistas). Y, claro, era obligatorio rodar una segunda parte.


Deadpool es uno de los mejores personajes de Marvel. Es un comodín que lo mismo puede servir como un recurso cómico que como un héroe (o, en este caso, anti héroe) de alto perfil. Te diremos, de entrada, una cosa. La cinta y su mecanismo de promoción han sabido aprovechar los tráilers para construir una expectativa particular. Por ello, la película juega con lo que esperas de la misma y, de manera brutal, lo tuerce de manera magistral. Sin necesidad de borrar escenas para "despistar", como en la acera de enfrente.

Publicidad


La historia es un punto de contrastes. Tenemos a un personaje buscando recuperar su razón de vivir y a otro que, al haberla perdido, desea cobrar venganza. Un Ryan Reynolds genial, de quien es notoria su preparación del papel, interactúa de manera intensa con un Josh Brolin, quien hace de Cable un personaje aún más intenso que el Titán Loco por el cual se hizo, digamos, conocido hace unas semanas. Eso, como puedes imaginar, es decir bastante.


El cast está muy equilibrado. Sí, el estira y afloja entre Reynolds y Brolin roba cámara. Hay personajes con apariciones muy breves pero a los que se les exprime, de manera casi literal, todo su potencial. Incluso en los cameos, que podríamos considerar los más creativos e interesantes en todos los filmes de Marvel (los de Stan Lee que has visto hasta el momento se quedan cortos). Aunque hay un par de roles cercanos a los protagónicos que no están tan bien aprovechados como deberían. Para su fortuna, el resto del elenco los levanta.

Publicidad


El guión no se toma muy en serio a sí mismo, y aún así es un poco superior al de la primera cinta. Si vas esperando las escenas más profundas, que todo tenga sentido y se busque que todo sea épico, te va a decepcionar. Pero aquí hasta las limitaciones de los escritores por presupuesto, recursos narrativos e incluso licencias se sustituyen con chistes bien colocados, en los cuales se rompe una y otra vez la cuarta pared. Las alusiones a la cultura pop, el universo de los X-Men e incluso a los cómics de la marca estan por todas partes. Literalmente.


Vimos la versión doblada al español latino. Seremos honestos, nos deja un sabor de boca un tanto agridulce. La selección de actores de voz está bien realizada, con Pepe Toño Macías haciendo un gran Wade Wilson. Pero, honestamente, ¿era tan necesario que tropícalizaran tanto el guión? Vamos, que ciertos chistes son tan, pero tan locales que no van con la trama. A veces da curiosidad saber a qué se refería el argumento original. Eso no es tan bueno.


Los encuadres están muy bien hechos pero, quizá por presupuesto, los elementos animados por computadora no están tan bien realizados. Hemos visto mejor CGI en otras producciones y, en ciertas escenas, no termina de encajar muy bien. Para fortuna de los responsables, Deadpool se burla de estos inconvenientes y los hace más llevaderos.

No tiene la epicidad de Infnity War, pero si estás más en esto para divertirte te tenemos una noticia: es la película más cool de Marvel. Tiene buena dosis de acción, un humor inteligente y dinámico que te tiene riendo una y otra vez, así como una trama que aprovecha sus posibilidades. Si eres fan de Deadpool en los cómics o en su primera cinta, date. Si lo quieres conocer, igual es muy accesible y disfrutable.

Publicidad


Sólo un favor: no lleves niños aunque sea una cinta de cómics. Es una película sangrienta, violenta y un tanto soez. Luego se ponen a llorar en la sala a media película y eso no es bonito. No sean así.