¿Más FPS te hacen mejor gamer? Te explicamos cómo funcionan

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los FPS son una de las cosas más importantes para un gamer y te explicamos cómo funcionan

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Ya sea en Fortnite, Warzone o cualquier otro juego, los FPS son una de las métricas más importantes y de las que está comprobado que sí afectan el desempeño de un jugador, pero ¿qué son y por qué es tan importante para cualquier gamer?

FPS son las iniciales de Frame Per Second, es decir "Cuadros Por Segundo" al español. Esta métrica nos indica cuántas imágenes pasan en tu pantalla mientras cada juego se ejecuta.

Las imágenes normales que vemos en cualquier plataforma están a 30 FPS. Es decir, esas imágenes de televisión, cine o videos que ves en YouTube están a esta tasa de FPS, que es un estándar para el entretenimiento.

Sin embargo, cuando se trata de juegos, los 30 FPS son muy pocos. El estándar son 60 FPS, pero a medida que creces en esta métrica, también tu rendimiento cambia y mejora, según los estudios que han hecho los expertos de NVIDIA.

Sin embargo, el conteo de FPS es solo posible mejorarlo a través del hardware. Es decir, a través de las piezas que integran tu computadora o tu consola de videojuegos, por lo que para tener una mayor capacidad, también necesitas un mayor presupuesto y un mejor equipo.

Asimismo, solamente serás capaz de aprovechar un buen conteo de FPS con la tecnología de imagen necesaria, es decir con un monitor que te permita subir de los 60 FPS a través de su tasa de actualización, que se mide en HZ.

En el mercado actual, los monitores con mayor velocidad llegan hasta los 360 HZ, siendo un estándar en la escena competitiva los 144 o 240 HZ, que serán capaces de reproducir máximo 360 FPS de imagen en pantalla.

A medida que tienes más FPS en pantalla, tu computadora registra más acciones por segundo. Es decir, eres capaz de responder de manera más veloz y precisa a todo lo que ocure dentro del juego.

Las nuevas gráficas de NVIDIA, la serie RTX 3000, son las más potentes en la historia del gaming, pues no solo son capaces de sacar un mayor conteo de FPS en cualquier juego, sino que también tienen acceso a tecnologías como el Ray Tracing.