Cirrocumulos

@aldoenrique09

¿Las nubes predicen los sismos? Por supuesto que no

facebook

twitter

whatsapp

Email

No, el ambiente nublado en la Ciudad de México no quiere decir que va a temblar

La Ciudad de México tuvo en enero de 2020 un particular cielo nublado. Cúmulos de nubes que, aborregadas, poblaban el azul. Lo cual para muchos fue un atractivo espectáculo natural, para otros es un presagio sísmico. Tal cual: existe la creencia de que las nubes sirven para predecir un temblor en una parte del mundo con una actividad sismológica importante .

A través de redes sociales, diversos usuarios tomaron fotografías del panorama celeste . Las formaciones en las nubes iban acompañadas de comentarios en torno a que podrían predecir un próximo temblor para la capital mexicana. Incluso se ha señalado que tal sismo podría ocurrir en un lapso que va de los 30 a los 100 días.

Esta creencia, por supuesto, se remonta a tiempo atrás. De hecho en la época romana ya estaba plasmada en trabajos importantes. Tal lo relataba ya el historiador latino (por escribir en latín, no por ser latinoamericano) Plinio El Viejo en la antigüedad. El pensador incluso sumaba esta visión del cielo a las predicciones de sismos que podían realizar, literalmente, los marinos al sentir las olas sin que el viento las levantara.

"Hay también un indicio en los cielos: cuando se acerca una sacudida, ya sea durante el día o poco después del ocaso, en el cielo despejado se extiende una nube como una línea fina y larga”, señalaba el historiador romano, quien vivió hasta el año 79 y murió debido a su interés por estudiar el volcán Vesubio (cuya erupción destruyó toda Pompeya en un episodio brutal para la historia de los desastres naturales).

La teoría de Plinio ha sido respaldada a lo largo de los años por especialistas como el químico chino Zhonghao Shou , quien liga estas nubes a los vapores subterráneos que salen de la tierra con el movimiento de las placas tectónicas. Incluso se jacta de haber acertado en este tipo de predicciones el 70 por ciento de las veces y hasta la ONU le invitó a hablar al respecto.

Sin embargo, especialistas en ciencias atmosféricas tienen una explicación más simple. Con la cual, de hecho, refutan esta ancestral teoría de que esta nubosidad en el cielo tiene qué ver con un futuro sismo.

"Son nubes denominadas cirrocúmulos. Se forman a un nivel medio de la atmósfera y aunque se les relaciona con agua, estas nubes tienen presencia de cristales de hielo", señaló al diario El País Luis Ladino, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM. "Se forman a un nivel medio de la atmósfera y aunque se les relaciona con agua, estas nubes tienen presencia de hielo. Son comunes en esta época del año por el viento y la reducción de la temperatura a esa altitud”.

De acuerdo con The Weather Channel , existen cuatro tipos de cirrocúmulos (Stratiformis, Lenticulares, Castellanus y Floccus), así como dos variedades (Undulatus y Lacunosus). Cuando dos corrientes de aire distintas se mezclan, es cuando este tipo de formación nebulosa adquiere una apariencia rugosa. Es más, señalan que es más una muestra de que la atmósfera tiene inestabilidad que de un futuro sismo.

La comunidad científica, especialmente la dedicada a estudiar estos fenómenos meteorológicos, ha negado que estas nubes sean un signo de que vendrá un terremoto. Pese a ello, existe aún la creencia de que así será. ¿Eres uno de aquellos que consideran este panorama celeste un presagio? Cuéntanos en las redes de El 5 .