González Aguirre, Elizabeth

La NASA advierte: 3 asteroides potencilamente peligrosos se acercan a la Tierra en enero de 2022

facebook

twitter

whatsapp

Email

Tres asteroides potencialmente peligrosos se acercan a la Tierra estas semanas

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Un informe reciente de la NASA advirtió por la aproximación de tres asteroides potencialmente peligrosos, que pasarán muy cerca de la Tierra en los últimos días del 2021 y la primera semana del 2022, terminando el año de eventos astronómicos, con tres amenazas que se consideran ampliamente peligrosas para la vida humana.

El primero de ellos, es un pedazo rocoso de 107 diámetros de ancho, más que un campo de fútbol, y está denominado como asteroide AH. Se cree que pasará en una órbita de alrededor de 4.55 millones de kilómetros de la Tierra, por lo que se le considera peligroso al poder cambiar su ruta en el camino hacia nuestro planeta.

El siguiente es el asteroide AE3, que tiene un ancho de 149 metros, haciéndolo aún más peligroso que el anterior. Este es el más grande de los tres y, además, pasará a una distancia de 3.54 millones de kilómetros, siendo aún más peligroso que el anterior.

Estos fueron avistados desde 2014 y se calcularon sus rutas como parte del programa de observación continua de asteroides, que cataloga como potencialmente peligroso a todos aquellos que superan los 30 metros de longitud, pues un impacto de estos contra la Tierra generaría grandes consecuencias para la vida humana.

Sin embargo, ninguno de estos tiene posibilidades reales de chocar contra la Tierra. Por ahora, todos ellos cuentan con órbitas sumamente lejanas de nuestro planeta y sus alteraciones no representan un problema por el momento, sin embargo los observatorios espaciales monitorean de manera continua todos estos tipos de cuerpos espaciales.

A pesar de esto, la NASA y otros organismos y agencias espaciales están desarrollando herramientas que ayuden a la humanidad a poder responder ante una posible colisión de un asteroide con nuestro planeta, dentro de las que se encuentran un arma que los destruya, así como misiones no tripuladas para desviar sus trayectorias de rutas de impacto.