Ver video

Fanático de Funko Pop relata que prefiere terminar con su matrimonio a renunciar a su colección

facebook

twitter

whatsapp

Email

La historia de este hombre se hizo viral tras confesar que incluso llega a pagar 500 dólares al mes para incrementar su colección

Funko Pop ha ganado popularidad alrededor del mundo al incluir una gran variedad de personajes de videojuegos, caricaturas, anime, series y películas. La historia de un coleccionista se volvió viral este fin de semana en redes sociales tras confesar que prefería quedarse con sus figuras de colección a seguir con su matrimonio.

De acuerdo con el portal Comicbook, el hombre compartió que había comenzado su colección hace mucho tiempo, incluso antes de conocer a su esposa. Sin dar nombres, el usuario relató que ella también lo incitó a comprar más Funkos e incluso le dio algunos como regalos en fechas importantes.

“Desde la primera vez que compré un Funko Pop hace 6 años he reunido miles de estas figuras. Así que ahora (hablaré) sobre mi relación con mi esposa. Hace 2 años la conocí, desde el inicio de la relación ella estaba al tanto de mi colección de Funko Pop y en ese momento sabía que yo estaba gastando cientos de billetes al mes para seguir expandiendo mi colección. Ella estaba perfectamente bien con eso, de hecho, me compró algunos por mi cumpleaños y en Navidad”, dice el post que replicó la cuenta de Twitter @AITA_reddit.

Posteriormente, el hombre explicó que en los últimos meses, el dinero que gastó en su colección aumentó a 500 dólares cada mes, por ello su esposa lo confrontó, pidiéndole que se tomara un descanso de sus compras o que se redujera porque temía que se fueran a endeudar. y aunque en un inicio pensó que estaba exagerando, llegó a un punto en el que ella se fue de la casa.

“Traté de explicarle lo mucho que disfruto coleccionando estas figuras y lo que significa para mí, entonces ella comenzó a gritar que íbamos a tener deudas por la cantidad de dinero que gastaba en ellos. Después de más gritos, ella se encerró en su habitación y tuve que dormir en el sofá esa noche. (...) Cuando desperté en la mañana me dijo que se iba a quedar con su hermana hasta que se arreglaran las cosas”, señaló.

Tras compartir que pensó que ella exageraba y que su hobbie no los afecta financieramente, su esposa le llamó y le dio un ultimátum. “Me dijo que tenía que elegir: O dejaba de coleccionar los Funko Pop o nos divorciaríamos. Le dije lo ridícula que era. Después de 2 años ella estaba dispuesta a desechar nuestro matrimonio por mi pasión. Ella estaba sollozando y luego finalmente le dije que no iba a dejar que se interpusiera en mi pasión. No he recibido los papeles de divorcio, pero los espero pronto. Así que… ¿Soy un imbécil por preferir a los Funko Pops sobre mi esposa?”.

En pocas horas, la historia se viralizó y tuvo diversas opiniones, ya que algunos lo apoyaron, mientras que otros lo criticaron por preferir dejar a su esposa. ¿Conoces a alguien que coleccione Funkos?