Alienstock/ Shutterstock

El “evento del Área 51” fue cancelado a solo 10 días de que sucediera

facebook

twitter

whatsapp

Email

Las cosas se salieron de control y nos quedamos sin fiesta de aliens

Si has usado Internet en los últimos 3 meses, sabes que en Facebook surgió un evento para convocar a la gente a ir al Área 51 a buscar aliens, y que, aunque todo comenzó como una broma, terminó atrayendo a más de dos millones de personas. El evento se hizo tan popular que su creador no tardó en salir en programas de televisión, además, Rachel, el pueblo más cercano a esta famosa base militar del gobierno de Estados Unidos, se comenzó a popularizar.

Pronto surgió la noticia de que el único hotel del pueblo ya tenía todos sus cuartos ocupados, y que era más que obvio que había gente considerando asistir de verdad a este lugar para ver qué onda con los mentados aliens y el misterioso área 51. Bueno, la cosa creció tanto que se terminó convirtiendo en un festival en medio del desierto de nevada. El evento cambió de nombre a Alienstock y evolucionó a una mezcla entre concierto de EDM, feria de comida, campamento y fiesta, como Burning man, pero con aliens.

Todo iba muy bien, según la página oficial, toda la gente del pueblo estuvo de acuerdo y se organizaron áreas especiales para camping. Se consiguió quien vendiera comida e incluso se logró reunir fondos para pagar cuotas de permisos, seguridad y logística. Pero al acercarse la fecha, Matty Roberts, el chico que creó el evento en Facebook, se dio cuenta de que las cosas podrían salirse de control muy rápido y decidió abandonar el proyecto. Hasta ese punto, el 9 de septiembre, la cosas seguía en pie, solo que sin él.

Según algunas entrevistas que dio para medios de Nevada, Roberts pensó que la cosa podría convertirse en el próximo Fyre festival, ese evento que se descontroló tanto que derivó en demandas, pérdidas millonarias, encarcelamiento y muchos niños ricos viviendo el peor fin de semana de sus vidas (aquí puedes ver un documental de ese tema).

Considerando que el pueblo tiene solo 54 habitantes, un restaurante, un hotel y una gasolinera, era prácticamente seguro que todo saliera mal. Un día después de que Matty abandonara el proyecto, se confirmó que todo el festival ha sido cancelado. El sitio oficial ahora señala que la dueña del hotel del pueblo, el A'LE'INN, tuvo algo que ver con que el evento fallara de ese manera. Además invita a quienes pensaban asistir a que mejor vayan a un evento de celebración del Área 51 el 19 de septiembre en Las Vegas, patrocinado por Bud Light.

La página también tiene el siguiente comunicado:

“Debido a la falta de infraestructura, mala planeación, gestión de riesgos y el descuido descarado de la seguridad de los más de 10,000 asistentes que esperábamos, hemos decidido cancelar por completo el festival. Quien tenía el permiso (Connie West) recibió varias oportunidades de presentarnos pruebas de que lo que esperábamos de este festival estuvieran en orden. De hecho, se negó a darnos contratos, pruebas de depósitos o cualquier papel que probara algo, como habíamos quedado.

Oficialmente nos desconectamos de Connie West, Rachel, Nevada y la afiliación de Alienstock con ellos. No ofreceremos más nuestro logo, redes sociales, sitio o la imagen de Matty Roberts o su aparición programada. Básicamente, la relación ha terminado de manera permanente y Alienstock se moverá a un área con más seguridad y limpieza en el centro de Las Vegas como alternativa.

No estamos interesados ni toleraremos cualquier relación con un FYREFEST 2.0; vemos que esto podría ser un desastre humanitario en potencia y no podemos participar en nada de esto.

Alienstock es una marca que se caracteriza por la unión y se preocupa por la gente. Se ha convertido en algo más que una locación, es un fenómeno que solo puede prometer completa seguridad y paz, y necesitamos mover este festival para garantizarlo. Estén al pendiente para más noticias… ¡será algo GRANDE!”

Esperemos que pronto logren hacer su festival, con las medidas de seguridad necesarias y que sea tan épico que hasta los marcianitos se bajen a bailar.