Fue detenida la chica que lamió un bote de helado y luego lo regresó al refrigerador en una tienda

En el proceso aparecieron falsos culpables, otro video viral y más drama.

logo

Hace unos días se hizo viral la noticia de una joven en Estados Unidos que había lamido un bote de helado en un supermercado y después lo regresó al refrigerador. La noticia se dio a conocer cuando llegó a Internet un video de la chica cometiendo el crimen.

Según la información que se reveló, la policía de Lufkin, Texas, en colaboración con la marca de helados Blue Bell, descubrió que todo había sucedido en un Walmart de esa ciudad. Aunque se tomaron medidas de precaución y se retiraron de la tienda todos los contenedores de helado de esa marca, se desconocía quién era la culpable.

Publicidad

Tan solo un par de días después de que comenzaran a buscarla, la policía publicó en sus redes sociales que habían dado con la chica. En el comunicado, revelaron que varias cuentas en redes sociales habían admitido la culpa. Una de ellas incluso declaró “Sí, realmente lo hice. Pueden llamarle el helado de la gripe ahora, porque estaba un poco enferma la semana pasada. Repostea esto haciendo lo mismo. Hagamos de esto una epidemia (literal)”.

Al final resultó que ninguna de esas personas fueron las verdaderas culpables, la verdadera joven involucrada es una menor de edad de San Antonio, Texas. Estaba en Lufkin porque su novio vive ahí. Ambos han admitido su culpa.

Según las leyes del estado de Texas, la chica no puede ser procesada por la policía debido a que no es mayor de edad, “no tenemos la intención de presentar cargos contra ella como ‘adulto’, por lo tanto, lo que pase a partir de este momento está a discreción del sistema de justicia juvenil. No podemos hablar por ellos sobre los cargos que enfrentará. En lo que concierne a si su novio enfrentará cargos, actualmente estamos discutiendo su participación con los fiscales”.

Publicidad

Las acciones de esta joven inspiraron a otra mujer a hacer lo mismo. Días después de que el primer video se hiciera viral, otra chica subió un video a su Instagram lamiendo el interior de un bote de helado en otra tienda.

Ante las reacciones negativas, la joven recurrió a sus redes para aclarar que todo era una broma y que había terminado por comprar el contenedor de helado que lamió.

"Me disculpo si cause frustraciones, estrés o molestia con mi broma de mal gusto. Nadie salió herido o afectado cuando hice el video. Todo estuvo planeado. Por favor dejen de etiquetarme en blogs, y blogs, por favor dejen de repostearlo. De nuevo, me disculpo. No fue divertido", compartió la chica.

Esperemos que la gente haya aprendido la lección con lo que le pasó a estas dos jóvenes y que eso de lamer helados en las tiendas no se haga moda.