Victor Surge/ Anthony Armstrong-Jones

Es hora de recordar algunos de los creepypastas que nos quitaron el sueño hace unos años

facebook

twitter

whatsapp

Email

¿Se acuerdan cuando el Internet estaba obsesionado con estas historias?

Hace muchos ayeres, cuando el Internet no tenía lugares como Twitter para pelearnos por todo y los emails se usaban para mandar cadenitas de buena suerte, existían rincones obscuros de los que emergían historias que nos quitaban el sueño.

Los famosos creepypastas , esas historias cortas de terror que eran protagonizadas por personajes inventados la mayoría de las veces, pero que también incluían a los protagonistas de las series que estaban de moda, como Rugrats o Bob Esponja .

Han pasado varios años desde que los creepypastas dejaron de ser el tema principal en el mundo del Internet, y aunque eso no significa que hayan dejado de hacerlas, sabemos que las clásicas que nos dejaron marcados son las mejores.

Recordemos algunas de las más populares:

1. Slenderman

Uno de los grandes clásicos que, neta, se salió de control, se trata de Slenderman . Un humanoide que mide más de dos metros de alto que lleva un traje negro y surgió en 2009 en el foro “Something Awful”.

Slenderman no tiene facciones en la cara, ni orejas, y se aparece detrás de ti cuando menos te lo esperas. Este creepypasta fue llevado a videos y fotos que “probaban” su existencia en la vida real y hasta a los videojuegos.

La cosa creció tanto que incluso hubo un caso que involucró a dos niñas que intentaron asesinar a otra para mostrarle a Slenderman que le eran leales. Incluso existe un documental de HBO sobre este fenómeno.

Además, se hizo una película que salió en 2018, que la verdad, no daba tanto miedo como el videojuego o los videos que podías encontrar en YouTube.

2. El suicido de Calamardo

Llegó por ahí del 2010 y contaba la historia de un supuesto capítulo perdido de Bob Esponja en el que Calamardo se quitaba la vida. Según se decía, luego de no tener éxito en concierto de clarinete, Calamardo se hunde en una depresión y, mientras llora, escucha una voz que le dice “Hazlo”. El vecino de Bob Esponja termina disparándose en la cabeza.

También se aseguraba que el episodio incluía sonidos extraños que perturbaban a quien lo veía, y fotogramas de niños muertos. Decían que era tan fuerte que ni los mismos creadores podían soportar verlo, y que por eso decidieron desaparecerlo.

El rumor creció tanto que uno de los escritores de la serie, Casey Alexander, tuvo que salir a desmentir que el episodio existiera. 9 años después, a manera de broma, o de un chiste muy obscuro, una imagen de este creepypasta apareció en el episodio Bob Esponja en Randomland .

3. La inexpresiva

También conocida como “la mujer maniquí”, la historia iba más o menos así: En julio de 1972, una mujer apareció en el hospital Cedars Sinai, llevaba un vestido blanco manchado de sangre. Su apariencia no era exactamente humana, parecía más un maniquí, excepto que podía moverse tan fluidamente como un humano normal.

Llevaba un gatito en la boca, y la sangre del animal le escurría, manchando cada vez más su vestido. Finalmente sacó los restos del animal de su boca, los arrojó y luego colapsó.

La misteriosa mujer fue ingresada a un cuarto, en el que permaneció calmada y sin hacer una sola expresión con su rostro. Incluso fue amarrada a la cama, en espera a que llegaran las autoridades. Fue hasta que le sonrió a un doctor que él pudo ver que tenía dientes afilados y largos. El doctor gritó en pánico y le preguntó quién era, ella le contestó “yo...soy...Dios”, antes de morderle el cuello y arrancarle la yugular.

Solo una doctora sobrevivió ese día, y fue quien le dio el nombre de “la inexpresiva”.

Incluso había una fotografía que “probaba su existencia” y se podían encontrar videos narrando la historia por todo el Internet. La foto realmente fue tomada por Anthony Armstrong-Jones, el ex cuñado de la Reina Isabel II. Lleva por nombre “Estudiantes de enfermería con pacientes de cera,” y lo único que sí comparte con el creepypasta es la fecha, 1972.

4. Sonic. exe
Parecía que en esa época la gente estaba empeñada en que le tuviéramos miedo a los videojuegos, porque hasta Sonic tuvo su creepypasta.

Todo comenzó con un chico llamado Tom, quien recibió un día un videojuego que tenía la etiqueta “Sonic.exe”, al lado había una nota de un amigo suyo que le pedía que destruyera el disco antes de que fuera demasiado tarde.

A Tom le ganó la curiosidad y decidió ponerlo en su computadora, a los pocos segundos las cosas comenzaron a ponerse extrañas; primero, en lugar de que la pantalla mostrara “Sega 1991” la imagen cambió a “Sega 666”. Personajes muertos tirados en el pasto aparecieron por todo el juego y, de la nada, Sonic apareció, con ojos rojos como la sangre, y mató al personaje con el que jugaba Tom.

La pantalla de inmediato mostró “¿Listo para la segunda ronda, Tom?”, justo en ese momento la pantalla marcó que había terminado el juego, pero detrás de él, el chico escuchó una voz diciendo “Mantenlo interesante para mí, Tom”. Al voltearse, pudo ver a Sonic a su lado, con los ojos rojos y listo para matarlo.

Alrededor de esta historia salieron decenas que aseguraban que a ellos también les había tocado jugar con este Sonic diabólico y que nadie les creía.

5. Jeff, el asesino

Existen distintas variantes del origen de esta historia, la más popular hablaba de que Jeff era un joven que era víctima de bullying y que terminó por mutilar su propia cara antes de tomar un cuchillo y matar a sus padres. Intentó también matar a su hermano y mientras lo hacía le dijo simplemente, “ve a dormir”.

Sin importar cómo nos dijeran que empezó la historia, el final era el mismo, Jeff enloqueció y siguió buscando víctimas. Por las noches, había gente que se despertaba al sentir una presencia extraña en su cuarto, era Jeff mirándolos con sus ojos perturbados y la expresión de alguien que está listo para matar. ¿Lo único que decía antes de atacar a sus víctimas? “Ve a dormir”. Aquí puedes leer una de esas historias.

Además había una fotografía que mostraba el supuesto rostro de Jeff a punto de atacar.

6. La "verdadera" historia de los Rugrats

Por años, la supuesta verdad detrás de esta inocente caricatura nos dejó a todos muy perturbados. Hay gente que incluso la sigue compartiendo hoy en día. La historia sugería que todos los bebés de la serie eran producto de la imaginación de Angélica.

Según esta historia, Carlitos murió con su madre en 1986, por eso su padre tenía tantos problemas de ansiedad. Tommy nació muerto dos años después, por eso su padre se la pasaba encerrado en el sótano creando juguetes para su hijo que nunca pudo jugar con ellos.

Betty DeVille tuvo un aborto en 1990, Angélica no sabía si sería niño o niña, y por eso creó a Fili y Lili. La historia incluso continuaba con el Spin off, Rugrats crecidos , asegurando que Dil era el único bebé real en la historia y que Angélica, al no poder diferenciar entre la realidad y su imaginación, lo golpeó tan fuerte que lo afectó mentalmente y por eso era un niño raro y sin amigos.

Supuestamente, Suzie no era producto de la imaginación de Angélica, pero le seguía el juego por que le tenía lástima y no quería hacerla sufrir más.

¿Qué otros creepypastas recuerdas?