Black Noise: el videojuego mexicano de terror ambientado en Ciudad Juárez

facebook

twitter

whatsapp

Email

El videojuego Black Noise nos cuenta una historia de terror que sucede en Ciudad Juárez

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Si estás harto de los videojuegos de terror que solo existen en pueblos de Estados Unidos, te tenemos tu respuesta a eso: Black Noise, un videojuego mexicano que se desarrolla en Ciudad Juárez.

Este juego fue desarrollado por el estudiante mexicano Alan Rodríguez, que cuenta que su videojuego sucede después de un evento llamado "El Diluvio de Juárez" y comienza dentro de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, su alma mater.

Este juego de terror tiene como objetivo la supervivencia y se desarrolla por lugares icónicos de este municipio de Chihuahua, como la Catedral, el Cerro de la Biblia, la Plaza de la Mexicanidad y muchos otros.

El creador explicó que la idea detr´ás de este videojuego ambientado en Ciudad Juárez es tener juegos de calidad en nuestro país de la mano de las nuevas herramientas de creación de mundos, como Unreal Engine 5:

“Se tiene la visión de que Black Noise sea un exponente en la industria del desarrollo de videojuegos en México. Realizar un juego de calidad que este a la par de los mayores exponentes del genero, y sobre todo que sea una experiencia digna de la actual generación de consolas.Próximamente se tiene el plan de iniciar un kickstarter con la finalidad de financiar el proyecto. Actualmente el desarrollo y diseño esta corriendo a cargo de una sola persona, y el financiamiento ayudaría a contar con mas manos para llevar a cabo la visión que se tiene con esta obra. Es hora de expandir el mercado Mexicano de videojuegos a mas géneros y hacer crecer la escena”.Nos mantendremos atentos a nueva información relacionada, pues ya queremos que Black Noise nos invite a vivir el terror virtual en tierras mexicanas.

Esperemos que pronto Alan Rodríguez pueda lanzar su videojuego porque es algo que por supuesto nos encantaría meterle horas y horas.